Macarons de chocolate y crema de arándanos

6 de mayo de 2016


Hola chic@s! Como estáis? Hoy os traigo una receta que me moría de ganas de traeros algún día y que por fin... a una semana de que el blog cumpla dos añitos... os puedo traer los famosos y temidos Macarons!!!

No sé si vosotros habéis hecho alguna vez estos deliciosos pastelitos o mejor dicho... si habéis tenido la oportunidad de probarlos algunas vez...  porque la verdad que yo si los he intentado hacer y con esta ya van tres veces... pero nunca he probado esta ricura hecho por otras manos que no sean las mías. :)

La primera vez que los hice... (hace ya tres o cuatro años ) el famoso pie de los macarons, no se lo ví ni de lejos... lo peor que era que no tenían pies, pero tampoco cabeza jajaaaa... Después... el segundo intento fue al comienzo del blog... creo recordar que en instagram hay alguna foto de esos macarons de color verdes que hice... esos si tenían pie... pero se pegaban en los dientes como una lapa.... vamos que lo fuera vendido como pasta dulce para dentaduras postizas y me fuera hecho rica... (eso si... le hubiera cambiado el color antes jajajaa..)


Resumiendo... que soy una de las muchas que le ha tenido temor a preparar estos pastelitos, tanto... que los dejé por imposible... Pero hace unos días se me pasó por la cabeza... volverlos a hacer. ..  recordé que mi amiga Cristina de Un pedacito de cielo hace unos macarons preciosos y siempre con una receta que usa de su amigo pastelero Rubén Salvador... Cuando vi el vídeo del paso a paso de Rubén, no me lo pensé dos veces y me puse a ello... por cierto... os dejo el enlace del vídeo AQUÍ, (porque como se suele decir... una imagen vale más, que mil palabras)

Después de decidirme a hacer los macarons... (aquí viene lo mejor...) como soy tan "corre... corre..., venga!!... lo tengo todo... vamos al lío" jajaja... Justo cuando tenía toda la masa preparada... que caía como decía nuestro amigo pastelero... No tenía boquilla tan grande para que saliera la masa!! AY MADRE!! Y claro... me di cuenta justo cuando estaba intentado sacarla por una boquilla (que para mi no era tan chica) En fin... que por mucho que apretaba... lo único que salía era unos spaguettis, que se hacían un nido en el papel del horno... (no me gustaba a mi el efecto loco de las boquillas de wilton nº233 como os enseñé la pasada semana jajaja... pues toma efecto!!)


Dios... no tenía ni idea que hacer... porque todas las mangas pasteleras que tenía vienen cortadas con un agujero "importante", si no le fuera hecho un corte y me fuera apañado.. Así que le quite la boquilla y dejé  que aquella masa fluyera por el adaptador, con la consecuencia que el mío (no sé el vuestro...) tiene unas pequeñas rajitas a los lados, que se iban marcando en la superficie de los macarons... pero bueno... no podía hacer otra cosa :(

La sorpresa me la llevé cuando después de terminar con la masa... las primeras galletitas que fui haciendo... se le fue desapareciendo como arte de magia las feas líneas, quedando una masa lisa preciosa... no me lo podía creer... la receta de Rubén me salió tal cual... desde el principio hasta el final... Así que estoy muy contenta y con unas ganas locas de volver a hacer más, eso sí.. antes me compro una boquilla ancha...para que no me pase lo de esta vez. :)


El sabor es delicioso... la verdad que aunque para echarles el relleno esperé al día siguiente... esas noche estuve toda la noche yendo y viendo a la cocina comiéndomelos a escondidas...  jajaaa...

Reposterill@s!! No podéis dejar esta receta escapar... Seguro que habrá muchas más, pero por ahora la que a mi me ha funcionado a pesar del estropicio, es esta... Así que vamos allá!!

Ingredientes para 40 galletas aprox. 
(20 macarons)
Para el mazapán
150 gr de polvo de almendras
130 gr de azúcar glasé
55 gr de claras de huevo
20 gr de cacao puro desgrasado sin azúcar (tipo valor)

Para el merengue italiano
165 gr de azúcar normal
55 gr de claras de huevo
50 gr de agua

Para la crema de arándanos
300 ml de nata
80 gr de arándanos
30 gr de azúcar glasé
2 gr de cacao puro desgrasado
Gotitas de limón

1° Lo primero que haremos será separar las claras de las yemas y tenerlas pesadas en dos cuencos diferentes... las yemas las guardaremos en la nevera, para hacer natillas, crema pastelera u otras recetas...

A continuación, pesaremos y tamizaremos todos los ingredientes para hacer el mazapán (menos las claras que las echaremos a última hora) y reservaremos.

Haremos el merengue italiano; mezclaremos el agua con 150 gr de azúcar y la pondremos en un cazo al fuego, para hacer el almíbar. En otro bol echaremos las claras con la cucharada de azúcar que nos sobraba y esperaremos a que el jarabe alcance los 110° ( para ello nos ayudaremos de un termómetro de cocina) para comenzar a batir a máxima potencia las claras a punto de nieve, con nuestras varillas eléctricas.

Cuando el jarabe alcance los 118° bajaremos la velocidad y echaremos en forma de hilo el jarabe justo cuando deje de burbujear, (consejo de otro amigo pastelero) :) Cuando terminemos de echarlo, batiremos nuevamente a máxima potencia, hasta que se temple el merengue, unos 35° . Un buen truco que os recomiendo tanto Cristina como yo, es tocar las paredes del bol y cuando esté un poco más frío que nuestras manos... paramos de batir.

3º Pues es la hora de macaronear... (no tengáis miedo que no es para tanto jajaaa...) echaremos las claras que teníamos reservadas en el mazapán y mezclaremos bien... ahora añadiremos el merengue  (yo lo eché en dos tandas, pero como veréis en el vídeo, Rubén lo echa todo junto y le sale perfecto). Empezaremos mezclando con cuida con movimientos envolventes, la masa tiene que quedar consistente pero fluida y que al caer lo haga en forma de cinta o letra... a mi me estaba quedando un poco dura la verdad... seguramente me pasé un poco con el merengue, pero como podéis ver en la explicación, a una de las masas le falta un poco de fluidez y Rubén le dio un buen meneo... así que le di un más energía a tanto movimiento envolvente y quedó en su punto.

4º Ahora pasaremos la masa a una manga pastelera con una boquilla redonda ANCHA! Y sobre un tapete de silicona (o papel de horno que fue mi caso), iremos haciendo círculos pequeños del mismo tamaño, recordad que luego los pondremos uno encima del otro.

Echaremos la masa con cuidado, terminaremos con un pequeño movimiento circular con la muñeca, para intentar que no se quede el piquito de la boquilla. Si aun así, se os queda... le daremos unos pequeños golpes a la bandeja con la encimera e intentaremos que se queden con una superficie lo más plana posible.

Ah!! Y muy importante!! Dejar espacio entre una y otra galleta, porque son muy amorosas y se pegan cuando se calientan en el horno (yo he utilizado dos bandejas para hacer esta cantidad ok?)

5º Cuando hayamos terminado de hacer toda la masa, las dejaremos secar, para que cree esa costra que hará que cuando la metamos en el horno crezca el pie característico de los macarons y la parte superior quede crujiente. Cuanto tiempo? Pues según el lugar donde las hagáis, puede variar entre 30 minutos o 2 horas... todo depende del clima que haya, pero os debe de quedar la masa seca al tacto, si la tocáis con el dedo, notaréis que no se pega, entonces es el momento de hornearlos.

Para ello... introduciremos los macarons en el horno previamente precalentado a 150° en la bandeja del centro, calor arriba y abajo, 10 minutos. Como os comento muchas veces, cada horno es un mundo y deberéis de echarle un ojo, para que no se hagan demasiado. Rubén indica que él los hornea a 130º unos 20 minutos, pero a mi me han quedado bien con el tiempo de Cristina... (debe ser que tenemos el mismo horno jajaa... aunque prometo probarlos en otra ocasión a temperatura más baja, a ver que tal). Cuando estén hechos se despegaran fácilmente del papel de hornear....

Después los dejaremos secar un día para luego rellenar... pero bueno... Sé que no podréis evitar coméroslos como yo jajaaa.. Así que si vais a hacerlo, mejor de dos en dos, para que no queden las galletas impares jajaaa..

Para hacer el relleno; Haremos una rápida mermelada con los arándanos, aplastaremos los arándanos con un tenedor y los pondremos en una sartén antiadherente con el azúcar y unas gotitas de limón. Lo dejaremos cocinar unos 5 minutos y retiraremos del fuego.

Cuando la mermelada esté fría. Montaremos la nata (que deber de estar muy fría ya sabéis), cuando esté casi montada... añadiremos poco a poco el azúcar glasé, el cacao y por último la mermelada que la mezclaremos suavemente a mano.

Por último... Meteremos la crema en una manga pastelera, con la boquilla que más os guste y rellenaremos los macarons...

Y ahora sí... a disfrutarlos!!!!


Bueno... hoy me he pasado con la explicación, pero esta receta no puede servirse en bandeja de plata y no comentarla con pelos y señales jajaaa... y encima si con ello os puedo animar y daros un capote, para que evitéis este miedo que tenemos tod@s a estos chiquitines tan deliciosos y delicados, yo me doy por servida.

También quiero darle las gracias a Cristina, que es un verdadero pedacito de cielo y que gracias a ella, he podido conocer Rubén y su receta...

También con esta delicia participo en el reto Dis-fruta de Nunca es demasiado dulce de este mes, dedicado a los arándanos... Ojalá que les encante tanto a Lidia, como a mis compis de reto y que os animo a conocer...


Espero que os haya gustado y hayáis disfrutado!!
Nos vemos el día 10 con más recetas para los retos... Buen fin de semana!!
Mil besos, Elisa Domínguez ♡ 

15 comentarios:

  1. Me alegro muchísimo que te haya funcionado esta receta y es que Ruben es lo mas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cristina. .. si que es verdad tiene mucho arte! Un beso

      Eliminar
  2. Hola! Te han quedado divinos! Se nos hace la boca agua! Nos apuntamos la receta para intentar hacerlos! Besis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que os quedarán divinos... muchas gracias chicas! 😍

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Que razón tienes Ana!! Muchas gracias corazón! Besos

      Eliminar
  4. Claro que me encanta Elisa!! Es perfecta y te han quedado unos macarons preciosos!! A mi los macarons me dan un poquillo de respeto, las veces que los he intentado no me han quedado muy allá, intentare la receta que dices. Muchas gracias por ella y por participar en el reto con esta preciosidad de la repostería. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me daban mucho miedo y me dan... todo hay que decirlo... pero con esta receta han quedado riquísimos... te animo a hacerla! Un beso

      Eliminar
  5. Que ricos te han quedado Elisa. Yo los intenté una vez y no me salieron y no los he vuelto a intentar. La semana que viene tengo un curso de macarons, a ver si les quito el miedo de una vez y los puedo preparar en casa.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... entonces seguro que pronto seras tú quien nos enseñes a macarronear.... ya lo veras!!! Un beso y gracias!

      Eliminar
  6. ¡¡Enhorabuena, Elisa!! Yo llevo dos intentos con los macarons, a ver si al tercero me quedan la mitad de bien que los tuyos, pero no sé, creo que no me van a salir nunca, ja, ja.
    A mi me encantan como te han quedado los tuyos, ¡¡qué perfectos se ven!! No me extraña que estuvieras loca de alegría.
    Yo los he probado muchas veces, me están riquísimos, y para celebraciones o regalo son fantásticos, pero a ver si consigo que por una vez no sean comprados. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel a la tercera va la vencida te lo digo yo... prueba con esta... si te sale a ti también vamos a poner a Rubén en un altar jajaaaa... un beso y gracias preciosa!

      Eliminar
  7. Pero que bonitos te han quedado!!! Son una maravilla, a ver si nos atrevemos pronto a prepararlos, que nos pasa igual, ¡nos da terror hacerlos! Jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chicas!! Anímaros! !! Que esta receta salen así de ricos... ya veréis como se os quita el miedo!! Un beso

      Eliminar
  8. Ay pero que bonitos y ricos. Te han quedado preciosos, a mi que me salen siempre muy feos jajajaja valoro mucho el resultado tan precioso que tiene y encima seguro que tiene que estar buenísimo. Es la primera vez que participo en el reto,¡es genial! Un besito,
    El baúl de las delicias

    ResponderEliminar

Especialmente dulce solo se alimenta con vuestros comentarios* y os agradezco enormemente, el tiempo que dedicáis a ello... Es un placer cocinar para todos vosotros ¡MUCHAS GRACIAS! Elisa Domínguez.
*Los comentarios con enlaces a otras web... serán eliminados. Por favor, si quieres que te visite... escríbeme a especialmentedulce@gmail.com y lo haré encantada.

Blogging tips