Tortas de aceite hojaldradas con anís y sésamo

20 de mayo de 2019


¡Buenos días! y ¡Feliz comienzo de semana a todos! Hoy os traigo una receta que llevaba mucho tiempo queriendo hacer... Estas tortas de aceite oliva, con anís y semillas de sésamo... son ideales para acompañar el café o el té de la tarde y rondan en mi casa, desde que tengo uso de razón.

Son muy típicas aquí en Andalucía, pero seguro que las conocéis, porque es uno de los tantos productos, más conocidos en España... y aunque sé que si os digo... una marca familiar que lleva años elaborándolas a mano... las relacionaréis inmediatamente... después de lo que me pasó con la receta de los bizcochitos de almendra... ya no se me ocurre pronunciar ninguna marca, por mucha o poco similitud, que tenga con ella jajaa...


Estas tortas... Me gustaban mucho de pequeña, con ese sabor a anís y ese crujir que tiene ¡uff!... pero una tarde me atiborre de ellas... y llegué a aborrecerlas tanto... que os puedo asegurar... que nunca las he vuelto a comprar. De hecho en mi casa... no han entrado nunca, porque a mi señor esposo... tampoco le gustan este tipo de tortas, tan hojaldradas...

Y diréis entones... ¿Por qué tenías ganas de hacerlas? Pues nada... ya me conocéis... y no hay cosa que me guste más que hacer recetas y como soy bastante curiosa, tenía que hacer estas tortas si o sí. A mis padres, sí que les siguen gustando mucho... y no pierden la ocasión, para animarme a prepararlas una día... Así que más bien es por ellos que las he hecho... y después del resultado... hasta yo... he vuelto a caer en la tentación de estas tortitas jajaa...


Hace unas semanas se las vi a Julia y sus recetas... y volvieron a mí, las ganas de hornear estas tortas de aceite... así que me puse manos a la obra... y hice la mitad de la receta (porque salían muchas...) eso sí... (y que me perdone Julia) las he hecho a mi maña... porque soy de leer las recetas (mejor dicho las elaboraciones) una sola vez... y dejarme llevar (Si la leo dos veces... es porque algo me salió mal jajaa...) sé que es una locura... pero es la chispa de la vida y de mi cocina jajaa...

El resultado os va a sorprender mucho... son tan sabrosas y quedan tan crujientes, que os va a costar distinguirlas de aquellas que conocéis... A mis padres les encantaron, yo ¡me comí 3! de las 12 que salieron... (que creo... que para las fechas que estamos, con la operación bikini... están muy bien jajaa...) y a mi marido siguen sin gustarles... (eso es señal de que las hice bien jajaaa...)

Pues nada... si te gustan estas tortas... tienes que hacerlas...
¡Vamos con la receta!

Tortas de aceite hojaldradas con anís y sésamo


Ingredientes para 12 unidades
    105 gr de agua
    75 gr de aceite de oliva
    30 gr de licor de anís
    30 gr de azúcar blanca granulada (un poco más para el final)
    15 gr de semillas de sésamo
    7,5 gr de anís en grano (matalahúga)
    3,5 gr de levadura seca de panadero
    1,5 gr de sal
    1/2 piel de un limón
Elaboración:
Lo primero que haremos será calentar el aceite, la ralladura de limón, el anís en grano... unos minutos sin que llegue a hervir... Ahora mezclaremos con el agua, el azúcar y nos aseguramos que la mezcla no supere los 50º, si es así... añadiremos la levadura y la dejaremos que se active unos 10 minutos (si no... esperaremos un poquito que temple antes de echarla). 

Después... En el bol de la batidora (Yo la hice con la KitchenAid) echaremos la harina, poco a poco volcaremos la masa anterior, el licor de anís, la sal y el sésamo, amasaremos con la ayuda de la pala al mínimo y cuando la masa se desprenda de las paredes de la batidora y se forme una bola, pararemos de amasar.

Amasaremos a mano un par de segundos, sobre la encimera... y dejaremos la masa levar... los minutos necesario, según el clima que tengamos en casa (tardará 1 hora o dos... pero no elevará justo el doble... si no aproximadamente... un poco más de un tercio de su volumen).

Cogeremos porciones de unos 40 gr... y estiraremos la masa muy fina... en una de sus caras esparciremos azúcar y pasaremos el rodillo para que se quede incrustada... Dejaremos las tortitas sobre una bandeja de horno forrada con papel de hornear y las dejaremos reposar unos 30 minutos más.

Precalentaremos el horno a 230º y echaremos antes de hornear, unos puñaditos de azúcar esparcidos por los tortas y las hornearemos de 6 a 8 minutos. Luego las sacaremos y las dejaremos enfriar sobre unas rejillas...

Cuando enfríen estarán listas para devorar.


Os quiero contar que la receta original lleva 30 gr de harina de más... Parece poco... pero  como yo he hecho... la mitad de la receta... (si multiplicamos... son 60 gr. de harina) y creo que es bastante... Normalmente como cada harina es un mundo... no suelo echar toda de golpe y voy añadiendo poco a poco, según veo que se comporta la masa. Así que con esta receta y la harina de fuerza w320 de Moretó, a mí parecer... me pedía mucho menos cantidad de harina... con 30 gr. menos ya se despegaba perfectamente del bol de la batidora, como decía la elaboración.

Así que es un dato importante, que tenéis que tener en cuenta, si la hacéis...  Os recomiendo... Empezar con mi cantidad y si con vuestra harina, necesitáis un poquito más... ir añadiendo un poquito más, hasta que la masa se desprenda de las paredes del bol y no tendréis ningún problema...

Espero que os haya gustado la receta de hoy... ¡Feliz semana!


Un beso, Elisa Domínguez.

15 comentarios:

  1. Ya me estoy relamiendo... qué ricas tienen que estar, madre!!!. Besines!!!

    ResponderEliminar
  2. Se ven muy bien con ese crujiente .-)

    ResponderEliminar
  3. Las has bordado de arriba a bajo estan identicas a las que no podemos nombrar jijijiji me han vuelto loca. Mil besicos

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí me encantan estas tortas, quiero hacerlas en casa se ven riquisimas!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡¡Hola Elisa!! Pues a mí, lo primero que me ha venido al verlas, es justo el incidente que tuviste la otra vez con el nombre de los bizcochitos, pues también me ha venido a la cabeza el nombre más conocido de estas tortitas. Has hecho bien en no decir su nombre comercial, que ya sabemos que los ánimos andan muy revueltos.
    Bueno, yo las veo perfectísimas estas tortas, y seguro que nada que envidiar a las originales. Y bueno, está claro que no a todos nos gusta lo mismo, pero a mí me encanta las masas hojaldradas, así que seguro que me encantan estas tortas. Lo peor es que seguro que son viciosas y no se puede parar de comer, ja, ja.
    Por cierto, a mí me pasó con los palitos de cangrejo, como le dije a mi madre que me estaban muy ricos (y siempre he sido muy mala comedora), pues tuve palitos a todas horas hasta que los aborrecí. Menos mal que ya me he vuelto a reconciliar con ellos, pero me ha costado. Ahora, me vuelven a encantar, pero los como con moderación. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. A mi siempre me han gustado estas tortas, pero ya no las compro porque me las comería sola y como comprenderás no se puede. Ahora, no diría que no a una o dos de las tuyas, pues te han quedado espectaculares y muy, muy apetecibles, y te aseguro que aquí perdería la razón y no dejaría ni las migas, la ocasión lo merece.
    Bss

    ResponderEliminar
  7. Uffff Elisa!! Te han quedado de escándalo!!
    Quien no conoces estas tortas??? Aunque sean típicas de Andalucía las venden por toda España.
    A mí me rechiflan. Las tengo que probar caseras ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Ummm, qué decirte de estas tortitas de toda la vida en mi casa Son riquísimas. Nunca las he hecho siempre las compro pero me has tentado!! Un beso

    ResponderEliminar
  9. Vengo de ver tus bizcocho y no creo que los de la marca original de las tortas de aceite, se molesten, yo misma las he compartido en IG varias veces, claro es que con el papel de la marca, y las tuyas por muy parecidas que sean, es lo que tú dices, el secreto está en la masa y seguro tus tortas son distintas a las originales.
    Yo vivo a diez minutos del pueblo que las vio nacer, Castilleja de la cuesta, y aunque estas famosas tortas las venden en todos lados, me gusta comprarlas en Navidad allí. También las hay de otras marcas, y como te decía antes, por muy ricas que estén, nunca son idénticas a las originales, todas buenas sí, pero todas diferentes.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola! te han quedado espectaculares, nos traen muy buenos recuerdos de cuando éramos pequeñas ya que nuestra abuela siempre las tenía en casa.. ah y por cierto, los pastelitos de almendra se ven divinos! besis

    ResponderEliminar
  11. Se ven ricas y crujientes estas tortitas para un buen desayuno,abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Hola !
    Mira que las he visto desde hace tiempo por varios blogs y las tengo en pendientes y aún no me he animado a prepararlas.
    Tengo que ponerle remedio que solo de ver las fotos , se me han antojado soberanamente jaja..
    Vaya delicia , te han quedado perfectas !!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Yo suelo comprarlas a menudo, me encantan, pero desde que las hice caseras ya las he repetido varias veces!! y es que se conservan bien en un recipiente hermético, aunque en casa no duran tanto tiempo jajaja. Gracias por la mención!! Un beso!! me llevo la foto para ponerla en mi blog con enlace al tuyo.

    ResponderEliminar
  14. Pues no seré yo quien haga publicidad de las famosas tortas, eso sí, de las tuyas sí la haré porque te han quedado idénticas. Se las vi a Julia y me entraron ganas de comerlas y ahora viendo las tuyas, me entran ganas de hacerlas y probarlas. Así que no tardaré mucho.
    Y qué son 3 tortas en plena operación biquini...ains...no me hables menudo rollo, siempre controlando calorías.
    ¡Espectaculares!
    Un beso Elisa
    Sil

    ResponderEliminar
  15. Lo que me gustan a mi estas tortitas, y nunca he sabido cómo se hacen. Que buena pinta tienen y crujientes se ven, Me encantan :)

    ResponderEliminar

Especialmente dulce solo se alimenta de vuestros comentarios. Os agradezco el tiempo que dedicáis a ello... Si te animas a participar, recuerda que supone el consentimiento y la aceptación del Aviso Legal, Política de Privacidad y Cookies de este blog. ¡MUCHAS GRACIAS!

Blogging tips