Cheesecake de fresas (sin azúcar)

28 de marzo de 2016



Buenos días! Hoy vengo con una receta ligerita... que últimamente, nos hemos pasando con tanta torrija y dulces en esta pasada Semana Santa... Asi que os traigo una Cheesecake de fresas con Stevia y sin horno para compensar.

Hacía tiempo que no hacía un postre sin azúcar... (porque la verdad sea dicha.. igual que con azúcar no están) pero esta tarta de queso me ha dejado sorprendida de lo rica que está...


Y es que no se si os ha pasado... pero dar con el dulzor justo de un edulcorante, cuesta un poquitín... algunos no endulzan en demasía y si lo hacen...muy pocos son insípidos y por lo general... si te pasas suelen dar un cierto amargor o sabor un tanto extraño... que hacen que no disfrutemos del postre como debiéramos...

Así que no nos queda otra que ir probando hasta dar con el dulzor justo de la receta en cuestión en realizar y por supuesto... encontrar un edulcorante que nos guste y sobre todo que nos endulce la vida de verdad.


Para hacer esta receta he utilizado extracto de stevia... que no le ha aportado ningún sabor a la cheesecake de fresas y para mi gusto está perfecta de dulzor y de sabor :D

Pero con la nata he de reconocer que por endulzarla más de la cuenta... si noté un poquito ese amargor que contaba anteriormente... Aunque con un poco de canela molida, puse remedió a ese pequeño error que cometí con ella y no tuve que repetirla...


Al final... esta cheesecake, resultó ser una conquistadora nata! :)
Vamos a por los ingredientes...

Ingredientes para 6 o 8 personas
Para la cheesecake
500 gr de  fresas o fresones
200 gr de queso crema (tipo Philadelphia)
200 ml de Leche desnatada 
10 cucharadas soperas (de 15 ml) de extracto de Stevia
1 sobre de Agar-agar (2 gr.)
Pizca de pimienta negra y jengibre (opcional)

Para decorar
200 ml de nata líquida para montar 
2 cucharadas (de 15ml ) de extracto de stevia
Pizca de canela molida (opcional)

1º Lavaremos los fresones y le quitaremos los rabitos... Pasaremos a cortarlos en trocitos pequeños y los trituraremos en una batidora... después los colaremos por un colador para que nos quede más fina y la echaremos en una cacerola junto con el queso, la canela, la pizca de pimienta y jengibre... 

2º El agar-agar lo mezclaremos con la leche y una vez que empiece a hervir lo que tenemos en la cacerola lo echaremos inmediatamente... cocinaremos unos dos minutos y apartaremos del fuego.

3º Ahora echaremos la stevia, removeremos bien y pasaremos la crema a un molde preferiblemente desmoldable (si lo queréis desmoldar). Cuando temple lo meteremos en la nevera para que cuaje unas 3 horas, tapado con papel film.

4º Cuando haya cuajado la cheesecake, montaremos la nata (que debe estar bien fría ya sabéis!!) y justo cuando este casi lista, endulzaremos al gusto con la stevia y un poquito de canela, seguiremos montado sólo hasta que esté firme y decoraremos la cheesecake con ella y más fresones.

5º La dejaremos en la nevera, hasta que la vayamos a consumir.


Espero que os haya gustado la receta de hoy... que está pensada para aquellos que no pueden tomar azúcar porque sufren de diabetes y las que nos sobran unas kilillos de más... que con una dieta equilibrada y un poco de ejercicio diario... podemos seguir disfrutando de buenos postres sin sentirnos culpables!!! :)

Con esta receta también participo en el reto Dis-fruta de Nunca es demasiado dulce dedicado este mes a recetas dulces con fresas



Un beso, Elisa Domínguez