Ratones de chocolate fáciles para Halloween

27 de octubre de 2021


¡Muy buenas! Hoy vengo con mi segunda propuesta para celebrar Halloween de la manera más dulce, con estos ratoncillos de chocolate de lo más simpáticos y ricos, con muy pocos ingredientes... La verdad que me daba un poco de penilla comérmelos, pero eso fue solo unos minutos hasta que los caté... 😂

En esta ocasión la marca Vahiné Postres llegó a casa con una propuesta de truco o trato, para Halloween y que por partida doble, me ha tocado representar también mañana... en las cocinas de La Chocolaterapia... De hecho hay parte de esa receta aprovechada en estos ratoncillo de hoy (abajo os lo contaré 😆). Por eso este año... tenemos tres recetas o mejor dicho ideas, ya que son muy fáciles... para celebrar esta fiesta, que aquí en España... hay quien le gusta, la detesta y personas como a mí... que ni una cosa ni la otra. 


No voy a negar que me divierte disfrazarme si voy a una fiesta entre amigos (porque soy un poco payasa...) tampoco... que me gusta hacer recetas con esta temática (ya que solo hay que echarle un ojo a mi recetario 😅) pero es que soy muy fan de las pelis de terror (aunque me dan un miedo que me muero jajaa...), nada de eso quita, que me olvide que en mi tierra hay tradiciones y del motivo por lo que se celebran...

Las costumbres y los dulces de estos días... como los buñuelos de viento... los panellets de piñones... y el olorcitos de los puestos de castañas que hay en las calles, no los pienso cambiar por nada y como no... ocuparme de mis difuntos, como he visto hacer a mi madre toda su vida. 

Este año tengo ganas de hacer algo especial para merendar junto a mi familia el domingo y tengo pensado preparar uno de esos dulces tradicionales para todos los Santos a mi estilo... (osease un experimento en toda regla 😂). Si sale bien volveré el domingo por aquí, porque no voy a poder aguantarme hasta el año que viene😁


Hablando de familia y los ratones... esta es la receta que os dejaba de caer... que mi madre ha sido incapaz de probar... jajaa... Ni siquiera me ha dejado que se los lleve ¡Con lo monos que son! 😍 Desde que tiene internet... le mando fotos o vídeos de lo que preparo y siempre me dice... hija... ¡qué bueno! ya sabes donde estoy... 😂 pero fue ver los ratones y me dice... por favor... que bien te han salido, pero no sé yo si les daría un bocado...

Yo como soy traviesa por naturaleza... le mandé un segundo vídeo para que viera el interior, haciéndole un corte con el cuchillo al puro estilo Freddy Krueger (pobre ratón)😅 Fue entonces cuando me dijo... ¡ni se te ocurra traerme eso! jajaa... Se me ocurrió hacerle el interior con el colorante que venía en el kit, para darle más realismo... o mejor dicho más miedo... pero se ve que fue la gota que colmó el vaso jajaa... En fin... que los ratoncillos me los he comido yo sola, porque mis chicos... eso de comer ratones tampoco les hacía ilusión... ahora a mi madre la tenían frita, con el cachondeo de los ratones.

El sabor ya os lo podéis imaginar... galletas con chocolate blanco y negro... nada puede salir mal... Lo importante aquí, es que todos los productos sean de buena calidad y que nos gusten. Si usamos unas galletas que no nos gustan mucho, pues no estarán tan ricos, como si usamos las que ya solas, nos comemos el paquete de una sentada. Yo he usado unas galletas sin azúcar... porque mi corazonada ya me decía... Elisa... esto va to pa tu michelín jajaa... pero podéis usar las que más os gusten... por lo demás es echarle ganas y creatividad.

¡Vamos con la receta!

Ratones de chocolate


Ingredientes para 8 unidades (según tamaño)
Para la masa
    130 gr de galletas tipo María al gusto (las mías eran sin azúcar)
    100 gr de chocolate blanco para postres (el mío sin azúcar)
    55 gr de queso mascarpone
    Colorante alimenticio rojo Vahiné postres (opcional)

Para decorar
    100 gr de pepitas de chocolate para postres 70% cacao Vahiné 
    Fideos de chocolate Vahiné
    Lápiz blanco Vahiné
    Cacahuetes fritos con miel o similar

Elaboración:
Tritura las galletas hasta que se conviertan en polvo, añade el chocolate previamente fundido bien al baño maría, microondas o en el que caso de que tu placa de inducción tenga la función de derretir chocolate (como trae mi nueva placa...) puedes hacerlo directamente en la cacerola... 

Añade el mascarpone y mezcla bien hasta que todo se una. Opcionalmente (si quieres que se vea un poco más terrorífico al morder 😅) añade el colorante alimenticio poco a poco... hasta conseguir el color que te guste. 

Divide en 8 partes iguales, forma croquetas con la masa y perfila uno de los extremos donde irá la cabeza de nuestro ratón. (Necesitarás que aprietes la masa con las manos para que se unan. Si queda muy suelta... añade un poco más de mascarpone o chocolate blanco).

Colócalos en un plato, tápalos con papel film y refrigera 30 minutos en el congelador, para que se endurezca la masa.

Ahora... Corta las puntas de las medias mitades de los cacahuetes, para que asienten bien (ya que la masa estará dura y costará clavarlos... usaremos chocolate para fijarlos) y prepara una rejilla con una bandeja debajo... para reutilizar el chocolate y así no tener que derretir más cantidad.

Una vez listo todo... derrite el chocolate, reserva una cucharada y saca los ratones de dos en dos (ya que pierden muy pronto el frío, por lo menos aquí en el sur... sigue haciendo bastante calor) y baña en chocolate (por debajo no nos he bañado). Echa los fideos por encima antes que el chocolate endurezca y coloca los cacahuete en forma de orejillas.

Sigue haciendo lo mismo con el resto y reutiliza el chocolate que vaya cayendo a la bandeja... para tener para los 8 ratones. Si te es más fácil o rápido derretir más cantidad... ¡Adelante! 

Una vez que estén todos bañados... con la ayuda del lápiz blanco... pinta unos ojillos al ratón y utiliza el chocolate que reservamos, para pegar los rabos o colitas a los ratones... (yo he utilizado las patas de las arañas que veréis a partir de mañana pinchando aquí en la receta de la chocolaterapia... pero podéis utilizar tiras de regaliz o hacerla con más chocolate) ¡A disfrutar!

Para conservarlos si hace mucho calor, mejor guardarlos bien tapados en el frigorífico y cuando los vayamos consumir... sacarlos unos 10 a 15 minutos antes, para que no estén duros... Recordad que las galletas del interior están mezcladas con chocolate blanco y este con el frío se endurece 😉.


No quiero irme sin daros las gracias a todos los que os pasasteis el domingo por el blog para ver la nueva receta la Mousse de Tiramisú terroríficas y doblemente a mis compis, por dejarme además un comentario, porque valoro vuestro tiempo y encima un domingo, que podéis disfrutar haciendo mil cosas... me hizo mucha ilusión recibirlos 😍

Me despido no se muy bien hasta cuando... si vendré finalmente el domingo... o ya lo dejaré hasta el miércoles... De momento mañana os dejaré una receta fácil para los desayunos de los más peques y sin gluten... (además de llevar un poco de chocolate y arañas...) os espero en mis otras cocinas... La Chocolaterapia.

Espero que os hay gustado la receta de hoy y si os animáis a hacerla, no dudéis en enseñármela, podéis hacerlo en cualquiera de mis redes sociales... ¡Me encantará verla!

¡Gracias por vuestro tiempo y cariño!
Un beso, Elisa Domínguez.

9 comentarios

  1. Hola Elisa
    Pues porque no estamos cerca pero yo te ayudaría a comer a estos ratoncitos que mas bien que miedo, me han inspirado ternura y hasta da pena darles un bocao de los bonitos que lucen .
    Me encantan, si me da tiempo igual se los preparo a mi peque.
    Un besín enorme.

    ResponderEliminar
  2. Están para no dejar escapar ni uno, si el chocolate está bueno, el relleno tampoco se queda atrás. Yo me cojo uno de la colita para que no se me escape.
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Ayyyyy! Por FAVOOOOOR, que ternura de ratoncitos. Odio a los ratones pero estos son como de cuento de Disney. Una pocholada. Cuídate mucho preciosa. Besitos 😘😘

    ResponderEliminar
  4. Son monos, monísimos!! Me encantan!!!. Tengo que hacerlos!!. Besines.

    ResponderEliminar
  5. Yo los veo muy graciosos, creo que me los comería, no sé, pero veo que te han quedado muy bien.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Elisa!! ¿Pero, qué ha pasado aquí que lo veo todo lleno de ratones? Por todos lados. Pues hace unos tres años hice una tarta con ratoncillos, y parecía tan asquerosa, que mi marido ni comió y no la publiqué. Pero claro, tú haces todo tan mono, que los ratoncillos no parecen sacados de una cloaca como los míos, los tuyos parecen sacados directamente de los dibujos animados y son monísimos, de verdad. Dan ternura y a estos bien que les hincaba yo el diente. Y es que haces todo siempre con estilo, de verdad, hasta algo tan asqueroso como un ratón (yo los odio y me dan repelús), se vuelven en un animalito de lo más simpático y bonito, pues eso, como los de los dibujos animados, pero encima, éstos se comen. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Guauuuuuu....... que pasada de ratoncitos incluso para otro momento me encanta
    Me llevo la idea
    Besitos¡¡

    ResponderEliminar
  8. Hola, que ratoncitos más monos, te han quedado súper bonitos, me encantan, para esta fiesta o para cualquier fiesta, son una monada. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. AInsss, qué ratoncitos tan monos, qué penita comerlos, aunque sé que serán delica pura. Pero, bueno, me llevo uno para el camino, no podré resistirme al fin. Un beso

    ResponderEliminar

Especialmente dulce solo se alimenta de vuestros comentarios. Os agradezco el tiempo que dedicáis a ello... Si te animas a participar, recuerda que supone el consentimiento y la aceptación del Aviso Legal, Política de Privacidad y Cookies de este blog. ¡MUCHAS GRACIAS!