Buñuelos de viento sin gluten rellenos de mermelada

23 de marzo de 2020


¡Hola Familia! ¿Cómo vais con el confinamiento casero? Espero que todos bien... hoy os traigo unos buñuelos de viento sin gluten rellenos de mermelada de fresa... algo muy típico en estas fechas, cuando el tiempo normales se nos acercan la Semana Santa. Ayer los preparé para merendar... Hice poca cantidad, ya que en casa somos solo dos (y Kyra 😜) y no quería hacer una fuente, para estar toda la tarde... dando vueltas a la cocina... (más de las que estoy dando jajaa...) y menos mal... porque si llego hacer un poco más... también caen... (Se comen como las pipas jajaaa...).

La receta es muy sencilla... no lleva levadura, pero se multiplica su volumen, como si la llevase. En casa de mi madre, los hacíamos sin relleno... a los que le añadíamos a veces un poquito de azúcar a la masa y si alguna vez nos daba por rellenarlos... (que era muy pocas veces la verdad), lo hacíamos con crema pastelera. Así que nunca antes los había hecho sin gluten y tampoco rellenos de mermelada...


Este mes... en la cajita Degustabox de Marzo, venía un bote de mermelada de fresas de Bonne Maman, con más fruta y menos azúcar y pensé que sería buena idea, rellenar los buñuelos con ella... así que no le añadí el azúcar que normalmente le añadía a la masa y quedaron al final... unos buñuelitos muy ricos... (ya os digo que cayeron los 24 en el momento jajaaa...).

Por cierto... antes de que se me olvide... 😅 como siempre os recuerdo... si queréis vuestra primera cajita, por sólo 7,99 € en vez de los 15,99 € que costaría cada mes... podéis utilizar mi código descuento...
ABZVF

Tenía mis dudas con la harina sin gluten, por si la receta funcionaría y duplicaría su volumen sin la ayuda de un poquito de levadura... pero ahí están... salieron bien como con la harina de trigo normal... La primera tanda se desinflaron un poco (Cosa que no me pasa con la otra harina...) se ve que no los dejé el tiempo suficiente, para que se hicieran bien por dentro... Las dos siguientes que hice... ya mantuvieron su forma redonda... Así que mucho ojo con la temperatura del aceite...


Me hubiese gustando que mis conejillos de indias los hubiesen probado... La verdad que no está siendo nada fácil... estar en casa tantos días sin salir... y eso que a mí me encanta estar en casa... Ahora se me hacen los días eternos... pensando cuándo podré ver a mi familia...

Ya sabéis que siempre os cuento... que la dulcera de la familia es mi madre... así que hacer una receta sin que la pueda probar ella... no me ayuda nada... encima esta semana es el cumple de los dos hombres más importantes en mi vida... mañana el de mi marido y el finde llega el de mi padre... será el primer cumpleaños, que no pueda estar cerca de él y sé que esta semana... me va a costar un poquito... (porque me conozco... 🙆).

Pero bueno... luego intentaremos recuperar el tiempo perdido... ese que nos está enseñando duramente, a valorar lo que realmente es importante en la vida...

¡Vamos con la receta!

Buñuelos de viento sin gluten rellenos de mermelada


Ingredientes para 24 unidades aprox.
    75 gr de preparado de harina para pan sin gluten
    75 ml de agua
    50 ml de leche entera
    2 huevos XL
    2 cucharadas soperas (de 15 ml) de aceite de oliva
    1 cucharada sopera (de 15 ml) de licor de anís
    1 sobre de azúcar vainillado (8 gr)
    1 cucharadita (de 1 ml) de sal
    Ralladura de 1 limón
    Azúcar y canela (para rebozar)
Elaboración:
Lo primero que vamos a hacer es echar el aceite, el agua, la leche, la sal, el limón y el azúcar, en una cacerola pequeña y la calentaremos hasta que rompa a hervir.

Apartaremos del fuego y añadiremos de golpe la harina (a ser posible tamizada) y removeremos (según la harina... puede que se queden como unas migas... no os preocupéis...).

Cuando enfríe la masa anterior... echaremos los huevos uno a uno (No echaremos el siguiente, hasta que el primero se haya integrado bien).

Si después de mezclar muy bien la masa... os quedan pequeños grumos, le pasaremos un minipimer para dejar la masa lisa... (La verdad que cuando lo he hecho con harina normal... queda una masa cremosa sin grumos... pero con esta harina... me tuve que ayudar de la batidora de mano).

Calentaremos abundante aceite de oliva (o la que uséis habitualmente para freír) con una ramita de canela y la cascara de un limón (esto es opcional, pero a mí me gusta hacerlo, cuando hago dulces fritos). Echaremos la masa con la ayuda de dos cucharillas de postre y las cocinaremos hasta que estén doraditas. Después las sacaremos y las dejaremos sobre papel de cocina absorbente.

Para rellenarlas, nos ayudaremos de una manga pastelera y una boquilla no muy estrecha (ya que si no... los trocitos que pueda contener la mermelada... nos taponará el agujero y no podremos rellenar los buñuelos).

Meteremos la boquilla dentro del buñuelos y presionaremos hasta que veamos que estén llenos.

Por último, los rebozaremos con azúcar mezclada con una pizca de canela molida y ¡A disfrutar!


Espero que os haya gustado la receta de hoy y los podáis disfrutar en casa, como hicimos nosotros ayer... porque #yomequedoencasa

Me despido de igual manera que la semana pasada... dando las gracias y mi aplauso virtual... a cada una de las personas de todos los gremios... que tienen que salir a trabajar, para cuidar de nosotros...

¡QUÉDATE EN CASA!🙏

Espero que todo esto pase pronto... ¡Mucho ánimo familia dulce!

Un beso, Elisa Domínguez.

25 comentarios:

  1. Estos buñuelos tienen un aspecto impresionante, miro las fotos y me entran ganas de comérmelos todos!! Y con ese relleno tan rico ya has rizado el rizo

    Saludos y espero que todo marche bien estos días tan complicados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Javier! Me alegro que te gusten y lo mismo te deseo... espero que todo vaya bien... Un beso.

      Eliminar
  2. Elisa, ya creo que se pueden comer como pipas. Madre mía que ricas se ven!!
    Me gusta la idea de la mermelada de fresas, me recuerdan a las Berlinas que hacen aquí, que también van con el mismo relleno.

    Una pena lo de los cumpleaños, pero bueno... hay que ser fuertes ante la situación.

    Un beso y cuídate!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains... esas berlinas las tengo metidas en la cabeza y no puedo dejar de pensar en ellas Pepi jajaa... Las tengo que hacer un día... Muchas gracias corazón... Un beso.

      Eliminar
  3. Menudos buñuelos más ricossssssss, una manera estupenda de alegrar este confinamiento que a todos nos tiene abrumados , pero del que estoy segura saldremos pronto, si todos ponemos de nuestra parte.
    Un beso tesoro y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí mi querida Bego... esto pasará pronto... estoy convencida... Muchas gracias cielo por venir... Un beso.

      Eliminar
  4. Unos buñuelos como éstos alegran la vida a cualquiera y aunque es cierto que en estos dias de confinamiento hay que tener cuidado con el dulce, tomándolo con moderación, como todo, no tiene porqué ser malo, eso si, luego hay que hacer un poquito de ejercicio. Te han quedado impresionantes, pero al tenernos acostumbrados a tus obras de arte reposteras, las esperamos con normalidad, a ver si existiera en algo al menos. Espero que estéis bien y podamos seguir viéndonos en este espacio.
    Un beso. #~yotambienmequedoencasa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que es verdad... los dulces tienen que ser moderados en esta situación, porque los kilillos y nuestra salud... necesitaran de ejercicio... para compensarlos (hago que no estoy haciendo yo mucho la verdad jajaa...)¡Muchas gracias Lola! Un beso enorme.

      Eliminar
  5. Te han quedado perfectos, mejor hacerlos en pequeñas cantidades pues tienen pinta de ser altamente adictivos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí eso si que es verdad... nosotros no pudimos parar hasta terminar con ellos... todo un peligro jaja... Un beso y gracias Ana

      Eliminar
  6. Se ven un bocado estupendo.
    1 saludito

    ResponderEliminar
  7. ¡¡Hola Elisa!! Es triste perdernos los momentos importantes de los nuestros y no poder estar cerca de ellos, pero pensemos que es un esfuerzo y sacrificio para poder estar con ellos mucho tiempo más después de esta pesadilla, porque es lo que parece, una pesadilla, un mal sueño o una peli mala de terror.
    Hago recetas para un web y me pidieron que hicieran buñuelos de viento sin gluten. También me pidieron otras variedades, como los de cuaresma y los de naranja, y de todos, los que más me gustaron fueron los que hice sin gluten. Yo tampoco les puse levadura, no le pongo de normal a los buñuelos y sí un poquito de azúcar en la masa pero porque no tengo costumbre de rellenarlos. Eso sí, los hice con harina de arroz y un poquito de maicena, y jo, qué buenísimos, y eso que no soy mucho de buñuelos. Es verdad que se comen como pipas, así que menos mal que hiciste pocos, que caen todos seguro, ja, ja. No los he probado nunca con mermelada de fresa, pero seguro que están riquísimos, si no hay más que ver lo estupendos que te han quedado. Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No me digas Isabel! Pues ya me quedo con las ganas de hacer los tuyos... seguro que te quedaron muy buenos... Yo los volveré a hacer seguro sin relleno... para ajustar el azúcar por si alguien los quiere hacer... ya que si no.. no quedan ricos... Un beso y gracias guapa.

      Eliminar
  8. Animo guapa cuando pase todo esto lo celebras aunque no sea fechas, que ricos estos buñuelos me vendria de lujo para merendar cuidate guapa besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Inma! Sí... eso queda pendiente... aunque el momento en que todos nos reencontremos... será una celebración mundial sin duda... ¡que ganas! Un beso.

      Eliminar
  9. Elisa entiendo tu desespero, pero no te preocupes que pasará y habrá tiempo para celebrarlo todo a la vez, así mirándolo desde el punto positivo, gastamos menos, jajaja...
    Nunca hago buñuelos, no es algo que tenga costumbre, además el hecho de comer fritos en cantidades reducidas hace que me vuelva selectiva, es decir, que solo como lo que realmente me vuelve loca, jajaja... Pero siempre con mesura, que mi colesterol está ahí siempre acechando para que no me pase de la raya.
    Tus buñuelos se ven tentadores, no te digo yo que no entrarían dentro de las cosas que me vuelven loca, porque solo con la mermelada ya prometer ser vicio del bueno, jajaja...
    Besitos y llévalo con calma. Cuídate mucho ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Concha! Yo no puedo decir lo mismo... tengo antojo de todo.. en estos días... sea frito.. cocido o congelado jajaa... espero que esto acabe pronto, porque si no... acabará reventando mi Mihelín jajaa... Un beso.

      Eliminar
  10. Hola Elisa! Qué ricos buñuelitos y con mermelada mejor que mejor. Lo que se ve que esta Semana Santa será atípica, pero mientras podamos, tratar de mantener estas tradiciones aunque sea en la cocina. Una vez hice unas rosquitas y la receta daba como para mil, jaja y yo dale que dale haciendo roscas y aquí somos pocos, bueno, se me ocurrió formar las rosquitas y congelarlas, luego sólo de freír, quedaron perfectas y así tuve para unas cuantas meriendas mas.
    Besos y cuídate mucho, ya verás que pronto tendrás el tiempo para ver a tu familia y que sigan disfrutando de tus recetas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaa... es verdad que a veces hay recetas que tienes para toda la familia... incluyendo tíos y primos jajaa... pero hiciste bien en congelarlos.. nunca lo he hecho con una masa de estas... pero te copio la idea... Un beso y gracias por tu comentario Angélica.

      Eliminar
  11. Hola Isabel, que bonitos y deliciosos tus buñuelos, con este relleno. Me los comía uno tras otro... Muchas felicidades a los dos :) pronto podremos reanudar las celebraciones y las reuniones familiares. Besos y cuidaros!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Silvia! Claro que sí... pronto podremos reanudar las celebraciones... me alegro que te gusten... Un beso corazón.

      Eliminar
  12. Querida amiga, te entiendo perfectamente puesn poder abrazar a nustrafamilia es lo que mñas nos duele, pero sólo teneomos que pensar en que ellos estén bien y que cuando los veamos les podremos dar el abrazo mñas grande nuestras vidas. Ya verá como será así. Seguro que habrá alguno forma de celebrar el cumple de tu padre, auqnue seapor videollamada y lo verás feliz. Seguro que tu madre tendrá mucho tiempo para disfrutar de tus buñuelos, volverás a hacerlos especialmete para celebrar que volvéis a estar juntas que es lo importante. Mil besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains... Pues sí Elisa... No lo he podido ver, porque ellos nunca han querido internet... ahora están arrepentidos y seguro que cuando esto pase... me harán que se lo ponga y que les enseñe a utilizar las nuevas tecnologías... jajaa... estoy segura... pero bueno... pronto podremos reencontrarnos con nuestros seres queridos.. Un beso y gracias por venir.

      Eliminar
  13. Me encatan los buñuelos, pero odio tanto hacerlos que casi nunca los como. Cuando estudiaba hacíamos tantos kilos, normalmente los viernes, que luego me daba la sensación durante todo el fin de semana que olía a fritanga jjajajajjaja
    Algún día superaré mi aversión a freir ;)

    ResponderEliminar

Especialmente dulce solo se alimenta de vuestros comentarios. Os agradezco el tiempo que dedicáis a ello... Si te animas a participar, recuerda que supone el consentimiento y la aceptación del Aviso Legal, Política de Privacidad y Cookies de este blog. ¡MUCHAS GRACIAS!

Blogging tips