Tarta helada al whisky casera y sin gluten

14 de octubre de 2019


¡Hola familia! Ya de nuevo estamos a Lunes y comenzamos una semana más... hoy (después de mis mini vacaciones feriales jajaa..) os traigo una Tarta helada al whisky, que seguro... en más de una ocasión especial, habéis apostado por comprar o hacer en casa, porque sabéis que a casi todos los invitados que vais a tener, les va a gustar...

Llevo muchos años queriendo hacer una, ya que si no es para un cumpleaños... santo o para Navidad... compramos una (si no me da tiempo a preparar algo en casa), pero solo de pensar la de pasos a seguir que tiene esta receta, la he ido dejando en pendientes, para hacerla más adelante.

Hoy mi marido y yo, celebramos 13 años que nos casamos. Este año, también el destino ha querido como el 5º cumpleblog y mi cumpleaños, que caiga en lunes, para poderlo celebrar con todos vosotros... así que ha sido lo que me ha hecho, echarle valor y preparar una en casa... y volver a inmortalizar aquel corte de tarta (también de yema tostada, aunque no helada), del día de nuestra boda....


La verdad, que no me ha resultado una receta fácil, mis temores y corazonadas, con ella no han sido en vano... el sábado empecé a hacerla, porque lleva bastante pasos como ya os he dicho antes, para poderla terminar ayer domingo y celebrarlo por adelantado, ya que íbamos a almorzar con la familia.

Seguí una receta que guardaba de una revista, menos el bizcocho, que hice un Genovés sin gluten pero todo lo demás... fue un fracaso... la capa de yema y whisky se me cortó... los ingredientes se separaron... quedando aguada... ¡un caos! (y yo con ganas de disfrutar del último día de feria jajaaa...)

Pero bueno... ya que tenía el bizcocho hecho, decidí hacerla de nuevo, pero a mis mañas... la primera estaba hecha con gelatina... y las ultimas que tenía, las utilicé con la que tuve que tirar... Así que probé a hacerla con el agar-agar y claro está... aunque la quisiera hacer igual, no podía... porque este tiene que hervir 2 mint. para que haga su labor y la receta anterior, no me lo permitía. Ya puestos... utilicé la crema de yema tostada que descubrí, cuando buscaba una para mi Tarta de turrón de yema tostada y que aunque está hecha con huevo y no solo de yemas... a mí me encanta...



Al final el resultado... es de notable alto... pero se podía mejorar para llegar al 10, no os voy a engañar... ya que hemos notado que cuando está totalmente congelada... no sabe tanto a whisky (hay que darle su tiempo) si la dejas atemperar un poco... unos 5 o 10 minutos... el sabor a whisky es ideal y cambia totalmente...

Las compradas desde el minuto 1 saben a whisky... (bueno... vale... algunas... saben más a vainilla que a otra cosa jajaa...) pero es algo, que me ha dejado con ganas de hacer otra tercera prueba, así que volveré a hacerla en otra ocasión seguro... y ya veremos, si rectificamos esta... o sale una receta nueva jajaaa...

¡Ah! y no quiero que se me olvide... aunque no me gusta ser pesada y repetitiva... pero me lo decís mucho... no tengo molde tan pequeño Elisa... pues... ¡no pasa nada...! podéis hacerlo en uno de 22 cm, siempre que dobléis todos los ingredientes...

¡Vamos con la receta!

Tarta helada al whisky


Ingredientes para un molde de 16 cm
Para el bizcocho
    30 gr de azúcar blanca granulada
    30 gr de harina de arroz
    1 huevo XL
    Pizca de sal

Para el almíbar del bizcocho
    30 gr de azúcar blanca granulada
    30 ml de whisky Teacher´s
    30 ml de agua

Para la capa de yema y whisky
    60 ml de leche entera
    50 ml de whisky Teacher´s
    20 gr de azúcar blanca granulada
    10 gr de harina fina de maíz (maizena)
    3 yemas de huevo
    1/2  sobre de agar-agar (1 gr)

Para el merengue
    100 gr de azúcar blanca granualada
    50 ml de agua
    1/2  sobre de agar-agar (1 gr)
    3 claras de huevo
    Pizca de sal

Para la capa de yema tostada
    75 gr de azúcar blanca granulada
    50 ml de leche entera
    10 gr de harina fina de maíz (maizena)
    1 huevo XL

Ademas
    400 ml de nata líquida para montar (con un mínimo de 35% m.g.)
    60 gr de azúcar glasé
    15 gr de almendras croncantis
    Azúcar moreno o panela (para tostar la tarta)

Elaboración:
Lo primero que vamos a preparar es el bizcocho; Batiremos el huevo con el azúcar y la sal, hasta obtener una crema a punto de cinta. Mezclaremos con la harina, con movimientos envolventes y hornearemos a 170º 10 minutos en un molde desmontable de 16 cm.

Una vez que esté hecho, esperaremos 10 mint. y lo desmoldaremos, dejaremos enfriar un par de horas en la nevera, con un plato encima con algo de peso, para que quede más plano.

Para el almíbar. Calentaremos todos los ingredientes y los dejaremos hervir unos segundos antes de apartarlo del fuego, luego dejaremos que el almíbar se enfríe, antes de utilizarlo.

Para la crema de yema y whisky; En un bol, mezclaremos las yemas, con la mitad del azúcar y la Maizena. De mientras calentaremos la leche, el whisky, la otra mitad del azúcar y el agar-agar. Dejaremos hervir 2 mint. y lo echaremos poco a poco sobre las yemas... volveremos a poner en el recipiente de la leche y calentaremos a fuego medio, hasta que espese (como si fueran unas natillas) y reservaremos.

Haremos el merengue; haremos un almíbar con el azúcar, el agar y el agua... dejaremos hervir 2 minutos... de mientras... batiremos las claras a punto de nieve, con la pizca de sal. Echaremos el almíbar en forma de hilo sobre las claras (sin dejar de batir) y seguiremos batiendo hasta que el merengue se enfríe.

Una vez que lo tengamos listo, cogeremos un poco más de la mitad casi 2/3 del merengue y poco a poco, se lo incorporaremos con movimientos envolventes a la crema de yemas. (yo lo suelo hacer con la ayuda de un tenedor, porque me parece que se integra antes) y añadiremos las almendras crocantes.

El resto de merengue, lo mezclaremos con 300 ml de nata montada con 45 gr de azúcar glasé.

Montaremos la tarta; En un molde de 16 cm, pondremos en primer lugar el bizcocho, emborracharemos con el almíbar de whisky, seguiremos poniendo la crema de yemas y por ultimo la que hicimos con nata. Dejaremos tapada y guardada en el congelador, de un día para otro.

Al día siguiente haremos la capa de yema tostada; En un bol pondremos el huevo, la mitad del azúcar y la Maizena. En un cazo calentaremos la leche con el resto de azúcar. Una vez que hierva, lo mezclaremos con el huevo y volveremos a poner al fuego, sin dejar de remover hasta que espese la crema.

Sacaremos la tarta de congelador y la desmoldaremos. Echaremos la crema de yema por encima una vez fría, esparciremos un par de cucharadas de azúcar moreno y la quemaremos con un soplete de cocina.

Por último, montaremos el resto de nata con el azúcar glasé que nos quedaba y con la ayuda de una manga pastelera y una boquilla de estrella, decoraremos la tarta con ella.


Madre mía, ha sido igual de intenso hacerla, que escribir su elaboración jajaa..., pero no os asustéis, que no es para tanto... y os lo digo yo que la tuve que hacer prácticamente dos veces en el mismo día (como también la almendra crocante que no tenía...). Si veis en el corte se ve que es casera, no toda me salió tan pequeña como las de fábrica jajaa...

Pero bueno... yo feliz como una perdiz... tanto con mi tarta... como con estos 13 años y 19 en total, que llevo al lado del señor dulce 💏

Espero que os haya gustado y siento no haberos hecho un vídeo del paso a paso, que con lo liosa que parece, os fuera animado a hacerla... pero después de las primeras tomas de la primera y el cabrero de no saber si esta sería la definitiva... ya no lo grabé... pero ya os digo... la volveré a hacer... y en esa ocasión... si que lo haré...

¡Feliz semana!


Un beso, Elisa Domínguez.

12 comentarios:

  1. Hola! muchas felicidades por vuestro aniversario!! que maravilla de tarta a pesar de la lata que te dio! el corte se ve espectacular!! disfrutad mucho de vuestro día! besis

    ResponderEliminar
  2. Muchas felicidades!!! Y qué mejor que una tarta de Whisky para celebrarlo.
    Es la preferida de mi marido. Mejor no se la enseño sino me va a reprochar que en los 28 años que llevamos casados no se la he hecho nunca jejeje.
    Se ve que te ha quedado de 20 ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  3. El 13 es un buen número para mi también, felicidades por todo lo bueno que os trae a vosotros y lo que aún os queda. Que maravilla de tarta has preparado, solo unas manos habilidosas como las tuyas pueden conseguir algo tan rico y bonito. Ya me gustaría a mi probarla, pues a pesar de todos los fallitos que has dejado caer, sé que está buenísima y contiene un mensaje de cariño dentro aún mayor. Mi enhorabuena para los dos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Muchísimas felicidades por vuestro aniversario. Que sigáis celebrando año tras año con una tarta tan espectacular como esta. Besines!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Elisa !
    Primero que nada muchas felicidades por ese aniversario que no podía haber tenido una representación dulce mejor que esta tarta.
    Se ve deliciosa y con una presencia imponente, a pesar del trasiego y los inconvenientes sufridos. Ya veo que eres muy perfeccionista y que no habrá dos sin tres, te comprendo porque a mi me pasa exactamente igual jaja.
    Hay un restaurante aquí que cuando te la sirven, te echan en el momento un pequeño chorrito por encima.
    Un abrazo guapa y a seguir celebrando por muchísimosssssss años mas !

    ResponderEliminar
  6. Hola Elisa lo primero de todo quiero felicitarte por esos años de aniversario, ojala sean muchísimos mas.
    Por cierto esa foto cortando la tarta con el que creo que sera tu marido, me encanta es muy bonita, refleja mucho amor.
    Sin duda esta tarta sera una delicia, a la que me auto invito a comer un trocito!!
    Un beso y disfrutar mucho de vuestro aniversario pareja.

    ResponderEliminar
  7. ¡Feliz aniversario, preciosa!
    No te cuento los años que llevo yo con mi Santo te sorprenderías, con esta carita que tengo nadie me echa la edad que tengo en realidad, jajaja... Toda una vida juntos y tan felices como el primer día.
    Me parece que tu marido no te dejará escapar a estas alturas, si llevas trece años endulzándole la vida de esta manera, tiene que ser inmensamente feliz, se le ve en la mano (te diría que se le nota en la mirada, pero en la foto no se le ve bien la cara, jajaja)
    Desde luego tienes un mérito enorme, en ni desistir, y bajo presión conseguirlo al segundo intento, aunque tú digas que solo es notable alto, para nosotros es más que sobresaliente, se ve preciosa, y eso indica que tiene que estar de fábula.
    Besitos y deseo que cumplas muchos más junto a tu chico favorito.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Muchísimas felicidades, Elisa!! ¡¡Qué bonito es el amor!! Espero que sean muchísimos años más juntos al señor dulce, que si es cierto que al hombre se le conquista por el estómago, tú lo tienes más que conquistado.
    Mi madre también solía comprar siempre la tarta helada al whisky para su cumpleaños, porque en mi casa, todos los cumples los celebramos con la típica tarta de la abuela de galletas, porque era mi madre la encargada de hacernos la tarta, pero, a la pobre, nadie le hacía la suya y terminaba comprando la de whisky, y bueno, porque era el 6 de agosto y también nos apetecía, luego pasamos a la tarta helada Romántica, que tiene chocolate y en mi casa no somos mucho de alcohol. Nunca la he probado casera, me has dejado con las ganas.
    Las tartas heladas siempre me gustan atemperarlas un poco antes, bueno, hasta las bolas de helado y todo eso, me gustan blanditos, así que por mí, no habría ningún problema en dejarla 10 minutos a temperatura ambiente.
    Por cierto, la foto de esos dos brazos unidos cortando la tarta, es preciosa, rezuma amor por todos lados. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Querisa <elisa, si me quedara la mitad que a ti de buena y de presentación ya me darái por satisfecha, aunque no osaré intentarlo. Siempre digo que la repostería es un arte, arte que a ti te sobra. Verdaderamente esta tarta es una maravilla, para alagrar a todos el momento. Un beso!!!

    ResponderEliminar
  10. Hola Elisa, muchas felicidades y por doble partida :) que bonita manera de celebrarlo con una tarta tan exquisita, te ha quedado preciosa:) Y me la imagino más que deliciosa. Un beso !!

    ResponderEliminar
  11. Muchas felicidades por el aniversario Elisa. La verdad es que no soy muy fan de las tartas de whisky, pero la tuya tiene una pinta increíble.

    ResponderEliminar
  12. Elisa, en primer lugar felicitarles por este aniversario de bodas, que sean muchos más de buena vida juntos!
    Luego, no he probado una tarta de whisky, pero me comería la tuya enterita, jaja y terminar un poco "happy" se ve espectacular, yo no lo veo ninguna pega y estoy segura que sabe estupendamente bien, la foto del corte me mata, es que quiero traerme por la pantalla ese platito y disfrutar de ese trozo.
    Felicidades de nuevo, que viva el amor!! Besos!

    ResponderEliminar

Especialmente dulce solo se alimenta de vuestros comentarios. Os agradezco el tiempo que dedicáis a ello... Si te animas a participar, recuerda que supone el consentimiento y la aceptación del Aviso Legal, Política de Privacidad y Cookies de este blog. ¡MUCHAS GRACIAS!

Blogging tips