Roscos de merengue con crema pastelera

29 de abril de 2019


¡Hola familia! De nuevo lunes y hoy os traigo un postre que me recuerda a mi infancia... Roscos de merengue con crema pastelera... El culpable de que mire hacia años atrás... es Juan Andrés de El dulce objetivo... y su club de la chapa que me tiene loquita jajaa... ¡No! Bromas aparte... (aunque también jajaa...) La verdad que es una persona entrañable, que parece que lo conociera de hace mil años, pero lo cierto que hace bien poco que entró a formar parte de este mundo dulce... Me encanta sus recetas... sus fotos y sus historietas... Así que si no lo conocéis... tenéis que ir corriendo a su perfil... y darle muchos likes... porque se los merece...

Él organizó esta semana un reto... para volver a conseguir formar parte de su club de la chapa... en la que teníamos que presentar un post, con aquella comida que nos transportara a nuestra niñez... Así que cerré los ojos y entre mochilas y Nenucos... Aparecieron estos roscos de merengue, que me encantaban y que me compraba mi madre, camino a la catequesis... (ya os podéis imaginar la de años que hace de aquello jajaa..)


Desde bien pequeñina... cuando me sacabas de mi zona de confort, siempre he tenido mil mariposas revoloteando en mi barriga, mi madre para tratar de calmarlas y distraer mi mente... me compraba estos roscos, que me hacían llegar hasta la iglesia sin darme cuenta... Después... unos años atrás... cerraron la pastelería y nunca más he vuelto a encontrar por aquí, estos roscos... Quizás por ello... mi vida se haya convertido en una auténtico mariposario, con miles de especies diferentes en mi vientre jajaa...

Si que es cierto que cuando fui a Loja, volví a ver allí unos casi idénticos... No sabéis la alegría que me dió... volver a saborear ese saborcito tan rico... (no hace falta contaros... que la vuelta a casa la disfruté doblemente ¿verdad? jajaa...) Así que desde entonces... viajar a Sierra Nevada... conlleva parada en ese bonito pueblo de Granada... si o sí...


Y aunque no me he podido contener y buscar inspiración por la web... sobre estos roscos granadinos tan famosos... que van rellenos de una mezcla de jarabe de azúcar con sémola... (y que no digo yo... que la receta de la pastelería de mi pueblo... no los tomara como referencia para hacerlos...) Yo los he hecho, a mi manera... Con crema pastelera.

El merengue está aromatizado con un poquito de anís... le da un toque riquísimo... ya sabéis que no es la primera vez que le doy sabor al merengue... aunque lo suelo hacer con ron miel... como en esta tarta de persimons, pero me ha gustado mucho más con anís... ¡Nada! que se ve que últimamente... no salgo de recetas con toques con este ingrediente... (A ver que preparamos la semana que viene... 😅)

¡Vamos con la receta!

Roscos de merengue con crema pastelera

Ingredientes para 4 personas
Para el bizcocho de los roscos
    175 gr de harina de trigo con levadura incorporada
    130 gr de azúcar blanca granulada
    50 gr de almidón de maiz (maizena)
    2 huevos XL
    Pizca de sal
Para la crema pastelera
    250 ml de leche entera
    40 gr de azúcar blanca granulada
    20 gr de almidón de maíz (maizena)
    2 yemas de huevo XL
    1/2 cáscara de limón
    1/2 ramita de canela
    1/2 vaina de vainilla
Para el merengue de anís
    150 gr de azúcar blanca granulada
    50 gr de agua
    20 ml de licor de anís
    2 clara de huevo XL
    Pizca de sal
    Azúcar glasé para decorar
Elaboración:
Lo primero que vamos a preparar son los bizcochitos;  batiremos los huevos junto a la pizca de sal y el azúcar... hace que esté a punto de cinta...(tardará unos 10 minutos) y echaremos en forma de lluvia la harina tamizada, que mezclaremos con movimientos envolventes.

Introduciremos en una manga pastelera y sobre papel de horno... haremos unos circulos separados entre sí, para que al hornearse no se junten ( yo los hice bien grandes... 4 círculos en dos bandeja de horno... pero podéis hacerlos más pequeños... si se juntan y no salen tortas en lugar de roscos... tampoco pasa nada) y hornearemos a 190º... 7 minutos.

Ahora haremos la crema pastelera; Aromatizaremos la leche con la canela, la vainilla y el limón... podremos todo al fuego y antes de que llegue a hervir, retiraremos del fuego, taparemos y dejaremos infusionar unos 30 minutos.

Cuando pase el tiempo, en una cacerola batiremos las yemas, la Maizena y el azúcar... a continuación, añadiremos poco a poco la leche, previamente colada por un colador y podremos a fuego medio, hasta que la crema espese...

Echaremos la crema pastelera, sobre la mitad de los roscos que hicimos al principio y posaremos encima... la otra mitad de los roscos.

Por último, haremos el merengue; En un cazo echaremos el azúcar y el agua... lo pondremos al fuego hasta que alcance los 117° ( para ello nos ayudaremos de un termómetro de cocina) cuando se acerque a los 110º comenzaremos a batir a máxima potencia las claras y la pizca de sal... a punto de nieve, con nuestras varillas eléctricas.

Cuando el jarabe esté listo y deje de burbujear... lo añadiremos a las claras sin dejar de batir... (pero sí bajaremos la velocidad) en forma de hilo... añadiremos el licor de anís... (si no os gusta... no hace falta añadir nada) y seguiremos batiendo hasta que el merengue baje su temperatura a 35º o notemos que el bol... esté un poco más frío que nuestras manos...

Cubriremos los roscos con el merengue y hornearemos a 170º 5 minutos.
Espolvorearemos con azúcar glasé y a disfrutar de ellos.


Os tengo que contar una última cosa y es que estos roscos son tamaño XXL la verdad que tenía miedo a que me salieran tortas y no roscos con agujero y los hice tan grandes que parecían plazas de toros... (4 me entraron en cada bandeja de horno), pero bueno... no hubiese pasado nada si se hubiesen juntado... porque el sabor es lo importante...

El merengue según la capa que le echéis... necesitará un ratito más o menos en el horno, si os gusta más seco o menos... A mi madre y a mí... nos gusta que quede seco al tacto... pero no más... para que podamos disfrutar de todo el sabor de un auténtico merengue y comerlo a cucharadas... ¡Estaban de muerte! 😜

¡Espero que os haya gustado!


¡Por cierto! Si os gusta el chocolate blanco... hoy os dejo otra receta nueva en La Chocolaterapia...
Cheesecake de chocolate blanco y Blond, con mermelada de albaricoque

Un beso, Elisa Domínguez.

6 comentarios:

  1. Elisa, pues esas mariposas después de esto estarán descansado por fin.
    Menudo festín que te habrás dado. No conocía estos roscos y la verdad que se ven impresionada mente ricos. Todo un placer degustarlos.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Madre mía, ué delicias nos haces siempre, hoy son unos roscos espectacualres, qué maravilla. Sólo verlos ya es todo un placer,Un beso

    ResponderEliminar
  3. Conozco los roscos de Loja, pero los tuyos no le andan a la zaga, yo diría incluso que son más ricos. Menos mal que no estás cerca, me sería imposible comerme solo uno.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Madre mía que cosa mas rica, ahora me dejas a mi babeando!!
    Que ganas de probarlos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Madre mía, esto debe ser pecado!! pero no importa , tengo que probarlos!! Bs.

    ResponderEliminar
  6. Te han quedado espectaculares tiene una pinta extraordinaria, ideales para el fin de semana. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar

Especialmente dulce solo se alimenta de vuestros comentarios. Os agradezco el tiempo que dedicáis a ello... Si te animas a participar, recuerda que supone el consentimiento y la aceptación del Aviso Legal, Política de Privacidad y Cookies de este blog. ¡MUCHAS GRACIAS!

Blogging tips