Galletas rellenas con mermelada de frambuesa

6 de mayo de 2019


¡Buenos días! Hoy os traigo unas galletas de mantequilla y almendras rellenas de mermelada de frambuesa cero, sin gluten...  riquísimas... que llevaba mucho tiempo queriendo hacer y es que son tan bonitas, como ricas...

Si alguna vez habéis tenido la ocasión de hacer en casa o probar galletas sin gluten, habéis podido comprobar que son muy frágiles y se rompen con mucha facilidad... De sabor no tiene nada que enviarle a unas hechas con harina común, a mi me suelen gustar mucho... (bueno... algunas más que otras, para qué mentir) y estas me han gustado mucho... las hice por probar... y con lo que tenía en casa... restillos de harinas que por esa razón veréis que la receta lleva 3 jajaa... pero veréis que merecen la pena cuando las probéis...


Como relleno he utilizado esta nueva mermelada de frambuesa de La vieja fábrica, que es 0% azúcares añadido que venía este mes...en mi cajita Degustabox y esta deliciosa... así compensamos las calorías que nos proporciona el azúcar que incluye las galletas...

Como siempre os invito a conocer todos los productos que viene dentro de la caja #degustaboxAbril aquí y si queréis vuestra primera cajita por sólo 7,99 € (en vez de los 15,99 € que costaría cada mes) podéis utilizar mi código descuento...
ABZVF


Esta receta... es muy sencilla, el único inconveniente que tiene... es que a la hora de cortar las galletas, necesitamos que la masa esté muy fría para que podamos cortar las galletas, con estos cortadores en forma de flor... Aquí en el sur estos días están haciendo mucha calor y tuve que dividir la masa en 4 para sacarla de la nevera de uno en uno y me diera tiempo a cortar unas 8 piezas, sin que se derritiera.

Pero si las queréis hacer en forma circular, la masa es muy manejable con las manos y las podéis hacer de un tirón todas a la vez... De hecho... yo hice la mitad de la masa... porque era bastante entretenido y con la otra mitad... en unas semanas os enseñaré que hice con las otras jajaa...

Bueno... pues ya solo queda, meternos en la cocina y con un poquito de paciencia, tendremos listas estas galletas para acompañar cualquier velada en familia.

¡Vamos con la receta!

Galletas rellenas con mermelada de frambuesa


Ingredientes para 28 galletas rellenas
    190 gr de mantequilla sin sal (o sin lactosa)
    190 gr de harina o polvo de almendras
    190 gr de harina de arroz
    190 gr de almidón de maíz (Maizena)
    130 gr de azúcar glasé
    1 huevo XL
    1 cucharadita (de 5 ml) de aroma de vainilla
    1 cucharadita (de 2,5 ml) de bicarbonato sódico
    1/2 cucharadita (de 1 ml) de sal
Elaboración:
Lo primero... sacaremos todos los ingredientes que tengamos en la nevera, para que se atemperen. Mezclaremos las harinas, el bicarbonato, la sal, la tamizaremos y reservaremos... Y una vez pierdan el frío todos los ingredientes y la mantequilla quede a punto pomada... empezaremos con la receta.

En un bol echaremos la mantequilla y el azúcar, mezclaremos hasta conseguir una crema suave (yo lo hice con la Kitchen Aid y la pala, a baja velocidad.) A continuación, echaremos el huevo y el aroma de vainilla... Por último, echaremos poco a poco las harinas que teníamos tamizadas.

Una vez que la masa veamos que está homogénea, la sacamos del bol, haremos una bola y la dividiremos en 4 partes, que extendemos y cubriremos sobre papel film. Ahora la dejaremos enfriar en la nevera 1 hora... (hasta que esté dura) sacaremos una de las porciones y sobre el papel film... cortaremos tantas galletas como podamos. Retiraremos el film y las posaremos rápidamente (antes que empiecen a perder el frío), sobre la bandeja del horno (necesitaremos 2 bandejas) forrada con papel de hornear.

Seguiremos haciendo el mismo proceso, con las demás porciones de masa y amasaremos de nuevo la masa que nos sobra, para volver a extenderla y guardarla en la nevera, hasta que vuelva a endurecer, para seguir cortando y acabar con toda la masa. O bien... podéis hacer galletas más rústicas dando le forma con las manos y tener una tanda diferente, como hice yo.

Cuando las tengamos cortadas... la meteremos en la nevera, unos 30 minutos... y precalentamos el horno a 180º.

Hornearemos de 10 a 12 minutos... o hasta que empiecen a tomar un ligero color doradito... muy poquito... porque veréis que estas galletas son muy blanquitas... Las sacaremos y las dejaremos unos 5 minutos que pierdan un poco de calor, antes de pasarlas a una rejillas, para dejar que se enfríen por completo.

Por último, cubriremos las mitades de las galletas que no tienen agujero, con una cucharada de mermelada y taparemos luego... con las galletas que sí tienen agujero, para que se vea la forma de la flor... y la mermelada en el centro... espolvorearemos con azúcar glasé, para decorar.


Pues ya solo nos queda, disfrutar de estas galletas y no dejar ni una jajaa...
¿Quién quiere?

Si animáis a preparar estas galletas, me voy a volver loquita de contenta de verlas... podéis hacerlo en cualquiera de mis redes sociales...


¡Feliz semana!
Un beso, Elisa Domínguez.

5 comentarios:

  1. Ricas y bonitas como bien dices!!
    No hay quien se resista!!

    Yo tendría que darle también un repaso a mi despensa porque seguro que también me sale mas de una harina diferente jeje

    Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola Elisa!! ¡¡Son preciosas!! Y se nota su delicadeza ya sólo con el color y la textura. Tienen que estar muy ricas, y con ese toque de almendra en la masa y el dulzor que le aporta la mermelada, eso sí, además light, para no pecar tanto. Todo un acierto de galletas, ¡¡qué tentación!! Ideales para cualquier momento del día, yo empezaría hasta desayunando con ellas. Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola! qué bonitas te han quedado! además la mermelada está muy rica así que una gran combinación! besis

    ResponderEliminar
  4. Elisa doy fe del calor, aquí hemos pasado del duvet a la colcha de piqué de un día para otro, ¡Ja, ja, ja!
    Aunque dentro de casa no hace calor (todavía) quizá para estas masas tan delicadas, el más mínimo cambio es perceptible, y te puede llevar al desastre después de tanto esfuerzo. Pero eres toda una maestra repostera, y a retos de este tipo no hay quién te gane.
    Te han quedado perfectas, lástima que sean tan efímeras como el placer de degustarlas, menos mal que aquí queda constancia de lo bien que lo haces todo.
    Besos.
    PD: ¿Lo del color de la laca de uñas y el de la mermelada, ha sido a propósito? Jajaja.

    ResponderEliminar
  5. Elisa, yo que soy tan galletera, caigo rendida de amor con estas galletitas, qué bellas con ese cortador de flor, se ven muy delicadas y la textura muy suave. Yo me las comería en un decir amén y tendría que hacer toda la masa jaja, el toque de mermelada en sabor y color terminan de completar lo bonitas que son.
    Besos!

    ResponderEliminar

Especialmente dulce solo se alimenta de vuestros comentarios. Os agradezco el tiempo que dedicáis a ello... Si te animas a participar, recuerda que supone el consentimiento y la aceptación del Aviso Legal, Política de Privacidad y Cookies de este blog. ¡MUCHAS GRACIAS!

Blogging tips