Pastel Mijeño

10 de mayo de 2015



Hoy en reposteras por europa estamos de aniversario!! Cumplimos un año y para celebrarlo nuestro destino de este mes, no podía ser otro mejor que España!! Nos quedamos en casa, para disfrutar de los dulces típicos de nuestras ciudades de origen.

Os podría hablar de Andalucía en general o más concretamente de Málaga, de sus miles de dulces típicos, que me harían hacer dudar si tuviera que elegir uno, porque me gustan todos!!

Pero yo os voy a hablar del lugar donde vivo y que me vio crecer. .. Mijas!! uno de los municipios más bellos de la Costa del Sol, ubicado en un lugar estratégico entre el mar y la montaña, dividido en tres núcleos...


La foto que os enseño arriba, la hice desde Mijas pueblo, situada en plena Sierra, con sus típicas casas blancas, sus famosos burro taxis, preciosos miradores con vistas al mar y lugares espectaculares para poder visitar, como la ermita de la Virgen de la Peña o incluso la famosa plaza de toros ovalada que podéis apreciar a la izquierda de la imagen, junto a la iglesia de la Inmaculada.

 Las lagunas es el núcleo más moderno, con zonas comerciales, de ocio (como el Parque acuático mijas ) y más habitado de los tres, un lugar perfecto para vivir, por contar con todo aquello que necesitamos para el día a día... Y aunque desde la Sierra se ve muy de lejos, llego a ver mi casa en la imagen... Así que ya sabéis, que yo también soy "lagunera"!! jajaja..

Bueno... y por último, pero no por ello menos importante, la Cala de Mijas uno de los núcleos marineros más bonitos de la Costa de Sol, con unas preciosas playas para disfrutarlas no sólo en verano, que cuenta con una senda litoral que no podéis dejar de visitar y pasear por ella, si venís un día.


 Nuestro dulce típico, son los buñuelos y las almendras garrapiñadas, no podéis venir a Mijas sobretodo subir al pueblo y no probarlos, porque te los encuentras en cualquier lugar insólito de sus calles... mujeres ataviadas con sus delantares, una gran flor en el pelo, sus inmensas cacerolas llenas de aceite caliente y sus barreños llenos de masa, listos para hacerlos en un momento...

Igual que los puestos de garrapiñadas, que te los encuentras en muchos puntos de sus calles, con el olorcito tan rico que desprenden al pasar.

 Pero si os digo la verdad... a mi lo que más me gusta, es comerlos ya sea una cosa u otra, calentitos en el pueblo, sentada en un banco de la muralla, disfrutando de las bonitas vistas del mar...♡


El pastel Mijeño, es una elaboración mía, quería hacer algo original y diferente, hecho con productos de origen mijeño, que no sólo me recuerdan a mi tierra, si no que hacen que este pastel tenga un sabor y aroma especial, sin olvidarme de sus origenes árabes, que siguen muy presente en los dulces de Mijas.

Su sabor... Aunque suene a típico, a mi me sabe a Mijas, agradable, tradicional y con un aire vanguardita que me hace repertir una y otra vez, sin llegar a cansarme...
La decoración es sencilla, lo justo para hacerme recordar, la espuma blanca del mar, chocando contra las rocas, sin olvidarme de una buena base de bizcocho que simbolice a la sierra.

Por ello, este pastel no podía llamarse de otra manera, porque más de la mitad de sus ingredientes son 100% Mijeños, está hecho en Mijas y por una mijeña...
pues nada... Aquí mi pequeño homenaje a mi pueblo... PASTEL MIJEÑO!!! :D


Vamos con la receta?

Ingredientes para un molde de 22 cm
Para el bizcocho
150 gr de miel
125 gr de azúcar
150 gr de harina con levadura incorporada
75 ml de aceite virgen extra
50 ml de vino moscatel
80 gr de almendras tostadas sin piel
3 huevos XL
1 limón
1 rama de canela
2 gr de anís en grano
2 gr de ajonjolí
Pizca de sal

1° En una sarten o cacerola, echamos el ajonjolí, el anís, la ramita de canela, la cáscara de limón y las almendras, encendemos el fuego y dejamos que se caliente un poquito, a continuación, echaremos el aceite y lo dejamos unos minutos para que el aceite coja los aromas... por último, echaremos la miel para que se disuelva y apartamos del fuego.
2º Echamos los ingredientes anteriores en un vaso batidor e incorporamos el zumo de limón y el vino moscatel, batimos con una batidora hasta que no queden ningún trocito de las almendras y reservamos hasta que se enfríe.
3º En un bol mediano, batiremos los huevos, con la pizca de sal y el azúcar, cuando haya enfriado el aceite con las almendras que teníamos reservado, lo echaremos lentamente y sin dejar de batir, cuando esté todo integrado, echaremos la harina poco a poco, batiremos de nuevo manualmente y volcaremos la masa el un molde previamente engrasado con un poco de aceite.
4º Horneamos a 160º unos 30 a 35 minutos. (Tendremos que tener cuidado porque se dora muy rápido). Sacaremos y dejaremos enfriar sobre una rejilla.

Para el merengue
120 gr de azúcar
2 claras de huevo
50 ml de vino moscatel
Pizca de sal
Un buen puñado de uvas pasas moscatel

1° Pondremos en una cacerola pequeña el vino moscatel y el azúcar a hervir hasta que coja una temperatura de 120°
2º En un bol batiremos las claras con la pizca de sal a velocidad media, hasta que empiecen a formarse el merengue, pero que aún no esté duro.
3º Cuando el jarabe haya alcanzado la temperatura deseada, retiraremos del fuego y cuando deje de burbujear, echaremos el jarabe lentamente a las claras y seguiremos batiendo unos 5 o 7 mint más, hasta que el merengue esté frío.
4º Por último, echaremos las uvas pasas y extenderemos el merengue por encima del bizcocho con ayuda de una cuchara.

Para las garrapiñadas
Un puñado de almendras con piel
50 gr de azúcar
50 ml de agua
Pizca de vaina de vainilla

1° Pondremos todos los ingredientes en una sarten antiadherente a fuego medio removiendo de vez en cuando con una cuchara de madera.
2º Cuando el agua se haya evaporado y el azúcar se combierta en una especie de polvo, subiremos un poquitín el fuego y removeremos las almendras enérgicamente.
3º Serviremos las garrapiñadas sobre papel de horno y si quedan algunas que esten pegadas entre sí, con mucho cuidado de no quemarnos porque estarán  muy calientes, las separaremos.
4º  Cuando esten frías, las podemos utilizar para decorar el pastel con alguna uvas pasas más.


Este pastel mijeño, es una delicia, no es nada empalagoso os lo aseguro y el merengue de moscatel, está tan rico que me lo comía a cucharadas... tenéis que probarlo, os encantará!!

Espero que os haya gustado y perdonéis este arrebato de improvisación que he tenido con esta receta!! Jijiii... pero ya sabéis que lo que a mi me gustan, no es precisamente seguir las recetas y menos hacerlas al pie de la letra... soy más de dejar la mente en blanco y probar cosas e ideas nuevas, aunque a veces algunas cosas no salgan como espere, pero bueno... gracias a ello, otras si salen tan deliciosas como esta!! :)

También quería felicitar a Pili y darle las gracias a ella y a todo el equipo que formamos el grupo de reposteras por Europa, por estos buenos ratos que echamos al mes todas juntas, donde aparte de conocernos mejor, apredemos ideas nuevas, recetas y sabemos mucho más sobre cosas típicas de otros países!!


  Mil gracias reposter@s y a por otro año más!♡♡

Un beso enorme a tod@s y feliz domingo!!

Elisa Domínguez.