Phoskitos caseros sin gluten

8 de septiembre de 2021


¡Muy buenos días! Hoy vengo con un dulce de mi infancia los Phoskitos... para mí era mi pastel favorito... un rollito de bizcocho relleno de crema de leche y bañado con chocolate, que me hacía perder la cabeza, a pesar que nunca he sido muy dulcera.

En mi casa, nunca mi madre solía comprar bollería industrial y mucho menos chuches... pero en contadas ocasiones... si compraba algo para sorprenderme, eran estos pastelillos llamados Phoskitos o los huevos Kinder, que solo por la sorpresa que te espera dentro... ilusiona a cualquier niño (De hecho... yo era de las que jugaba el regalo y ya si me acordaba... me comía el chocolate del exterior jajaa...).

Pues nada... Tenía muchas ganas de hacerlos desde hace tiempo y esta semana con la vuelta al cole y el día mundial del chocolate, que celebraremos el próximo lunes 13... me he animado a prepararlos, porque creo que era la excusa perfecta, para compartirlos con todos vosotros esta semana y aquí están. 


Las cosas como son... también me animé, por el antojo que medió... los que preparó mi compañera Patty en nuestras cocinas de La Chocolaterapia. La receta que ella hizo... es la misma receta popular que hizo viral, el blog de Kanela y limón... así que después de investigar un poco las demás recetas, de compañeras que también la hicieron... Tenía claro que la tomaría como referencia.

Como ya hay muchas tal cual y a mí me aburre eso de que me den todo en bandeja de plata... 😂 los he hecho adaptando los ingredientes, para hacerlos SIN GLUTEN. La crema de su interior, le he añadido queso crema, para quitarle un poco el sabor de la nata y el dulzor de la leche condensada, que aunque no me disgustaba del todo tal cual... recordé los vasitos de leche condesada y galletas Lotus y he hecho el mismo relleno, porque prácticamente es muy similar 😆


Por último el baño de chocolate... También lo he hecho diferente jajaa... (vale... no tengo remedio lo sé...) si visitáis la receta de origen anteriormente enlazada, veréis que lleva chocolate, agua y mantequilla... Yo los he bañado, con el mismo que utilicé para cubrir las cookies de conguitos, que tan buen resultado me dio, así que me fui a lo seguro de mis mañas y han quedado unos Phoskitos de escándalo.

He tenido solo un fallo y es que no caí en bañarlos por completo por ambos lados, como los originales... porque las recetas que vi... tampoco lo hicieron y es algo que os recomiendo... ya que la crema con la calor, se vuelve más líquida y es una manera segura, de conservar el pastel... sin que se salga nada... La verdad que yo no caí en ello...

Los serví sobre papel vegetal, pero con la calor que hace por aquí, no he tenido más remedio que conservarlos en el frigorífico... Fresquitos están muy ricos las cosas como son... no saben como los originales, pero se les parece bastante y lo mejor de todo... es que están hecho con mucho cariño...

Solo espero que a vosotros os gusten tanto como a mí 💖.

¡Vamos con la receta!

Phoskitos caseros sin gluten

Receta
Ingredientes para 9 unidades
Para el bizcocho
    75 gr de harina de arroz
    50 gr de azúcar blanca
    40 gr de leche
    35 gr de aceite de coco (puede ser de oliva o mantequilla derretida)
    25 gr de harina fina de maíz (Maizena)
    3 huevos L
    1 cucharilla medidora (de 2,5 ml)  de aroma de vainilla
    1 cucharilla medidora (de 1 gr) de sal

Para la crema de relleno
    200 ml nata (con un mínimo del 35% m.g.)
    150 gr de leche condensada
    50 gr de queso crema Philadelphia (opcional)

Para la cobertura
    200 gr de chocolate negro 70% cacao de Lindt
    30 gr de aceite de coco

Elaboración:
Lo primero que vamos a preparar es la plancha de bizcocho; Separa las yemas de las claras de los huevos. Añade a estas últimas la sal y móntalas a punto de nieve con la ayuda de unas varillas eléctricas. Reserva en el frigorífico.


En un bol mezcla con unas varillas manuales... las yemas, con el azúcar y el aroma... añade el aceite la leche y por último, las harinas previamente mezcladas. A continuación incorpora la claras con movimientos envolventes, para que se bajen lo menos posible... en tres veces y una vez la masa quede homogénea... echa en el molde forrado con papel vegetal.

Hornea a 160º por 10 min y 5 apagado, con calor arriba y abaja, sin ventilador. (Puede que necesites un poco más de tiempo... pero no dejes que se dore demasiado...).

Espolvorea (opcionalmente) un poco de azúcar glasé por encima, coloca un nuevo papel sobre la plancha de bizcocho y dale la vuelta. Retira con cuidado, el papel vegetal horneado y enrolla el bizcocho, sobre el nuevo papel.


Deja enfriar en el frigorífico unos 30 min a 1 hora.

De mientras... haremos la crema de relleno; Semi-monta la nata junto al queso crema (recuerda que ambos deben de estar muy fríos, para que monten adecuadamente) y añade poco a poco la leche condensada. Sigue batiendo hasta que esté completamente integrada. (Prueba la crema, si no es de tu agrado... añade un poco del aroma tipo vainilla o similar, para que lo sea...).

Desenvuelve el bizcocho y cubre con la crema sin llegar al extremo del final.

Comienza a enrollar de nuevo, cubre con el mismo papel de horno y deja enfriar en el frigorífico de 1 a 2 horas.


Cuando el pastel esté bien frío... corta porciones individuales de unos 1,5 cm con un cuchillo afilado... y derrite el chocolate al baño María, junto al aceite de coco.

 Posa los bizcochos sobre una rejilla, con una bandeja debajo (para recoger y volver a utilizar el chocolate que caiga, ya que si no lo haces... tendrás que utilizar mucho más cantidad) y comienza a bañarlas... 

(Si quieres cubrirlas por completo... baña una de sus caras ligeramente, con la ayuda de una cuchara sin llenar los bordes laterales y mete en el frigorífico, para que rápidamente se solidifique. Una vez que lo haga... dale la vuelta y baña por completo, dejando caer todo el chocolate por los bordes y deja secar)

Deja secar en sobre la rejilla unas cuantas de horas o si tienes prisa... mete en el frigorífico por completo y ¡A disfrutar!

Receta adaptada de Kanela y limón.


Bueno... pues mis pequeñas recomendaciones son... que los cubráis por completo con el chocolate de la forma que os cuenta en la elaboración. Eso requerirá que tengáis que usar un poco más de cantidad (unos 300 gr de chocolate + 45 gr de aceite de coco...) o cubrir la mitad... para que se conserven mejor, si no queréis guardarlos en el frigorífico.

Esta cobertura no se seca en el momento y es muy agradecida, para seguir cubriendo laterales y trozos sin cubrir, sin que queden marcas... De verdad que os la recomiendo.

De la crema del relleno hay mil adaptaciones... la receta original lleva 100 gr de nata, por 80 gr de leche condensada y una cucharilla de miel... yo he utilizado la receta que os dije, porque era prácticamente igual... lo único que añado es el queso crema y hago el doble de cantidad.. (y solo me sobró dos cucharadas, que me las comí tal cual jajaa...). Una vez hecho... tengo claro que con la mitad, quedaría pobre de relleno... pero si os gusta con menos... solo tendréis que adaptar cantidades o hacer una crema a vuestro gusto.

Y por último... sobre el horneado de la plancha del bizcocho... cada horno es un mundo como bien sabéis... todas las recetas recomendaban 15 min aproximadamente y los grados varían. Sin ir más lejos... mi compañera Patty lo sube a 170º, Kanela y limón a 160º. En mi caso... fueron 10 min y lo apagué, para que no se dorara demasiado, ya que en ese tiempo lo vi que empezaba a tomar color. No lo saqué del horno, pero lo apagué... para asegurarme que en esos 5 min más... estuviese hecho y no se quemara más... (tampoco abrí el horno en ningún momento, para que no perdiera el calor). Así que no le quitéis el ojo de encima, porque se hornean súper rápido.

Bueno... pues no me enrolló más, que hoy es fiesta aquí y mi marido ya me está mirando con ojillos de... ¿Hoy no salimos? jajaa...

Espero que os hay gustado la receta y si os animáis a hacerla, no dudéis en enseñármela, podéis hacerlo en cualquiera de mis redes sociales... ¡Me encantará verla!

Un beso, Elisa Domínguez.

12 comentarios

  1. Hola Elisa, qué bonitos te quedaron. Yo también recuerdo estos pastelitos de mi infancia, aunque la verdad es que no eran mis favoritos, mi madre no solía comprar bollería, ella era de las que hacía los dulces caseros y me volvía loca, aunque confieso que los donuts eran mi debilidad, y aún lo siguen siendo, Jajajaja…, aunque me privo, pero de vez en cuando un capricho sienta divino, Jajajaja…
    La verdad es que te quedaron visualmente perfectos, seguro que riquísimos a pesar de todos esos cambios que tu “alma rebelde” no puede controlar, Jajajaja…
    Espero que hayas pasado un buen día, con la calor que hace, al menos aquí, a estas horas solo apetece estar tumbada al fresquito.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Concha! Mi madre es dulcera pero ella únicamente se centra en todo lo que lleve merengue jajaaa... y tampoco ha sido de cocinarlos... yo soy la rebelde repostera jajaa... me alegro que te hayan gustado aunque tus dulces preferidos sean los donuts... ya te los volveré a hacer otro día... por cierto aquí hace también mucha calor... que ganas de que empiece a refrescar... un beso.

      Eliminar
  2. Espectaculares y muy ricos, te han quedado unos Phoskitos que se apetecen mucho. Y ese corte es que se va la mirada, seguro que estaban riquísimos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Ana! La verdad que estaban muy buenos aunque no esté bien que yo lo diga jajaa... me alegro que te gusten. Un beso.

      Eliminar
  3. Hola Elisa, que buenos que se ven, ya te lo he visto por Instagram y la verdad que me apetece muchísimo, es una delicia. Yo creo que me comería uno tras otro, ja ja. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaa... pues no te prives Silvia! Por una vez ¿quién se va a enterar? (Yo te guardo el secreto) Jajaa Muchísimas gracias amiga mía... me alegro que te gusten... Un beso.

      Eliminar
  4. Hola Elisa! Qué tal tus vacaciones?. Oye, éstos bollitos se ven espectaculares. Nunca los he probado, pero ya va siendo hora......de tu mano. Besitos preciosa y cuídate mucho

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Wendy! Las vacaciones bien... tranquilas y de veraneo en mi ciudad... pero bueno... me hago cuenta que soy una más de los turistas que vienen a disfrutar de las vacaciones a la costa de sol... (con la ventaja que tiene casa propia jajaa...) Espero que las tuyas las hagas disfrutado a tope... gracias por venir amiga mía... me alegro que te guste la receta... un beso.

      Eliminar
  5. Que ricos y cuantos recuerdos buenos besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias Inma! Me alegro mucho que te traiga buenos recuerdos esta receta... me hace mucha ilusión! Un beso.

      Eliminar
  6. Que buena pinta tienen Elisa. Yo de pequeña devoraba los phoskitos y eso que nos daban muy de vez en cuando jajajjaj Siempre los he querido hacer en casa, pero nunca me he terminado de animar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marta! Pues creo que nuestras madres era muy prudentes con nuestra alimentación... y por eso los antojos, nos lo permitían muy de tarde en tarde... jajaa Anímate... seguro que te quedan genial... Un beso y gracias por venir.

      Eliminar

Especialmente dulce solo se alimenta de vuestros comentarios. Os agradezco el tiempo que dedicáis a ello... Si te animas a participar, recuerda que supone el consentimiento y la aceptación del Aviso Legal, Política de Privacidad y Cookies de este blog. ¡MUCHAS GRACIAS!