Ensaimadas mallorquinas caseras individuales

10 de enero de 2020


¡Hola a todos! ¡Feliz año nuevo! La primera receta de este 2020, llega con sabores tradicionales y muy typical Spanish... ¡Ensaimadas! Sí... otra vez me he ido de visita a Mallorca... creo que entre los postres que tienen por allí... y el clima tan parecido al que tenemos en la costa Malagueña... sería uno de los lugares en los que no me importaría vivir jajaaa...

Las ensaimadas son conocidas mundialmente... y es inevitable pensar en Mallorca solo con oír su nombre... Las puedes encontrar sin rellenar como las que os traigo hoy... conocidas por las lisas... o rellenas de una gran variedad de cremas...

La verdad que les he tenido mucho respeto y miedo a esta receta... tanto... que después de mucho tiempo... he tenido que esperar al 2020, para quitármelo y animarme a hacerlas en casa...


No os voy a engañar, esta no es una receta fácil... hay que amasar bastante después de tener la masa casi una hora amasando sola en el robot de cocina... No sabría deciros si la hubiese tenido menos... si hubiese quedado bien también porque es la primera vez que la hago... pero es lo que leí en bastantes recetas... la masa de las ensaimadas tiene que estar 1 hora amasando y unas 12 horas de fermentación... como mínimo... lo que hace que tengamos que organizarnos... antes de empezar.

Luego nos quedará unas ensaimadas... tiernas como una nube... y duran varios días así... no puedo deciros si más de dos... porque en esta ocasión... no hemos dejado ninguna para probar los días que aguantan tiernas... 😂 porque estaban bien buenas... Se conservaron esos días de maravilla, sin tapar dentro del horno... y creo que hubiesen aguantado igual, un par de días más, sin ningún problema.


 Al final de todas las recetas que vi... Me guié de las cantidades de este vídeo... aunque yo creo que me volví un poco loca con el aceite... Eso de que digan que hay que ayudarte de aceite para amasar... puede ser un problema... ya que cada uno el chorro lo puede echar de aquella manera... y después de un ratito amasando... terminé quitándome el miedo al chorrito... y acabé echando cucharadas soperas... así que en realidad... no se bien si se parecerá a la que tomé de referencia... jajaa...

Lo único que os puedo asegurar... que merecen la pena hacerlas y probarlas caseras.. aunque sea una receta entretenida... quedan buenísimas y sin crema... (no me quiero ni imaginar como estarán con ellas...)

¡Vamos con la receta!

Ensaimadas Mallorquinas


Ingredientes para 8 unidades
Para el prefermento
    20 ml de agua templada
    10 gr de levadura fresca de panadero
    1 cucharada rasa (de 15 ml) de harina de fuerza
    1 cucharadita (de 1 ml) de azúcar

Para la masa
    350 gr de harina de fuerza
    150 ml de agua templada
    120 gr de azúcar
    25 gr de levadura fresca de panadero
    1 huevo XL
    1 cucharadita (de 2,5 ml) de sal
    Aceite de oliva (60 ml aproximadamente)
    Manteca de cerdo
    Azúcar glasé para decorar

Elaboración:
Lo primero que vamos a preparar es el prefermento; Templaremos el agua no más de 50º y diluiremos la levadura en ella... a continuación añadiremos la harina y la pizca de azúcar (para que esté más agustito...). Lo dejaremos reposar unos 15 minutos...

Seguiremos haciendo la masa; Añadiremos la harina, el prefermento, el agua templada... (por debajo de los 50º), el azúcar, la levadura desmenuzada, el huevo ligeramente batido y la sal... en el bol de la amasadora y empezaremos a amasar.

Amasaremos todo el tiempo que podáis... y/o os permita vuestra máquina. La mía al llegar a los 20 minutos... empecé a notar que se calentaba un poco... la dejé descansar (porque no quiero que se me estropee jajaa...) y la amasé otros 20 minutos más... así que en total... 40 minutos en la máquina a velocidad 2 (y seguí a mano... para llegar a la 1 hora que aconsejan estar amasando la masa).

Antes de apagar y sacar la masa de la amasadora... añadiremos 1 cucharada de aceite de oliva... la dejaremos unos segundos amasar y la sacaremos. (La masa es bastante pegajosa... así que necesitaremos engrasar nuestras manos y la mesa de trabajo muy bien, con aceite de oliva... para poderla manejar).

Amasaremos y golpearemos (sí... golpearla... es algo que dicen que le viene de lujo a las ensaimadas... así que ya sabéis... descargar todas las malas energías con ella jajaa...) la masa... hasta que se vuelva muy elástica... tipo chicle... y añadiremos tanta aceite como necesitemos para poder desenvolvernos bien. No os puede decir cuanta cantidad exacta utilicé... porque empecé echando un chorrito de una aceitera y acabé añadiendo mucha más cantidad, porque conforme amasaba... la masa se amasaba mejor. Me pude quedar unos 20 a 30 minutos amasando a mano perfectamente... pero midiendo aproximadamente lo que le faltaba a la aceitera... eran unos 60 ml.

Mi masa, después de todo el proceso de amasado... pesaba en total 725 gr y la dividí en 8 porciones de 90 gr cada una.

Después haremos bolitas con ella y la dejaremos reposar una hora, tapadas con papel film engrasado en aceite. Yo las dejé reposar dentro del horno apagado... y previamente precalentado a 50º .


Una vez pasado el tiempo de reposo, estiraremos las bolitas en forma rectangular y las pringaremos muy bien con manteca de cerdo (que debe estar a temperatura ambiente, para que la podamos manejar y untar mejor).

¿Cuanta cantidad? dicen que cuanta más untemos, mucho mejor quedarán... pero yo he sido muy cuidadosa con mi operación bikini y he añadido una cosita normal... en las fotos solo se aprecia los pegotes de manteca... pero todo estaba untado... (eso sí..) ligeramente. 😜

Seguiremos estirando cada lateral de la masa, para que nos quede muy fina... (no os preocupéis si se os rompe un poco, porque no se notará después...), cortaremos uno de los bordes y lo posaremos... sobre el lado contrario. Desde ese mismo punto... empezaremos a enrollar nuestra masa, hasta que nos quede un rollo alargado.


Por último, la dejaremos descansar enrollada y sin que se toquen la masa entre si... dejando un espacio, ya que luego triplicará su volumen..., en una bandeja sobre papel de horno... (Mejor dicho en dos bandejas... ya que se hacen tan grandes... que solo caben 4 ensaimadas en una bandeja), un mínimo de 12 horas... dentro del horno apagado.

En esta ocasión no las tapé con papel film, para que nada impidiera que leudará la masa, todo lo que ella quisiera. Puede que este proceso, tardé un poco más en algunos lugares... incluso... hay quien la deja 24 horas... pero me da miedo que empiece a bajar, así que yo os aconsejo que las vigiléis... no sé donde leí, que las ensaimadas se hornean cuando ellas quieren y es por este motivo. Notaréis que es el momento de hacerlo... cuando la veáis, que están bien regordetas y hermosas.

Las hornearemos a 175º 12 minutos (calor arriba y abajo), con una bandeja por debajo de las ensaimadas (o un cuenco) con agua, para crear vapor dentro del horno. Las sacaremos cuando estén bien doraditas... (¡No quemadas! 😆) y aún calentitas... las espolvorearemos con abundante azúcar glasé.

¡A disfrutar!


Sé que me enrollo mucho en contar las elaboraciones jajaa... pero es que siempre pienso... en cuando yo no sabía ni que era leudar una masa... aun así... seguro que se me escapa algo... 😅

El corte quedó de lujo... tengo algunas tomas en vídeo de cuando la abrí, para ver la miga... os la dejaré en las redes para que la veáis... y si me animo... puede que también algunos pasos de la elaboración... aunque con tanto amasar... y las manos llenas de aceite... no lo grabé todo...

Si os gusta las recetas typical Spanish no dejes de visitar las de mis compis de reto aquí... porque este mes.... #aquíamasahastaelgatoTS

Espero que os haya gustado y que el 2020 lo hayáis empezado de 10...

Pues nada... ¡volvemos a la rutina en estas cocinas!👩🏼‍🍳 Nos vemos de nuevo... el lunes...

¡Feliz fin de semana! 
Un beso, Elisa Domínguez.

19 comentarios:

  1. Conseguir unas ensaimadas como estas no es tarea fácil, pero con tu experiencia y habilidad con las masas no dudo que te han quedado maravillosas, solo hay que verlas para comprobarlo. Ojalá pudiera probar una al menos porque deben saber a gloria bendita. Esponjosas, suaves y tiernas, no se les puede pedir más.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡Feliz año nuevo, preciosa!
    Ya me tienes aquí para morir de envidia, a este paso creo que me hago eterna, porque allá dónde voy, me convierto más y más en miembro del club #CVCQ, jajajaja... Y es que desearía poder traspasar la pantalla y devorar una de tus ensaimadas, porque lo de hacerlo será harina de otro costal, jajaja... Pero no te preocupes, y enróllate todo lo que quieras contándonos tus bien nutridos paso a paso, porque yo me leo hasta el último punto y final, si es que lo hubiera, porque y es que cuando pienso que he terminado de limpiarme las "baba" del gusto, llegas de nuevo con otra de tus delicatessen dispuesta a matarnos de placer, jajaja...
    Besitos, feliz finde.

    ResponderEliminar
  3. Umm m parecen deliciosas y no pensé Q tan sencillas. Probare

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué ricas, Elisa! Con lo que le gustan al papá de los cachorritos y lo que me tienta hacerlas, igual te copio cualquier día de estos.
    Muchas gracias por participar una vez más en el reto.
    Un beso gordo.
    Verónica.

    ResponderEliminar
  5. Feliz Año Nuevo Elisa!!
    Impresionante como te han quedado estas ensaimadas!!
    Sé que no es fácil de hacer. También he visto el proceso que tiene la masa y no la llego a entender del todo. Si al final me decido a hacerlo no tengo dudas que tomo nota de tu receta.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Miedo tú ? Pero si cualquier masa la bordas chiquilla , a la vista está lo hermosas que te han quedado que no es nada fácil , así que te aplaudo hasta con las orejas por ese arte y esa paciencia que tienes.
    Feliz Año guapa y que sigamos compartiendo muchas recetas y amistad por esta aldea global que nos une.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Feliz año nuevo!! me encantan, sobre todo rellenas de cabello de ángel...son deliciosas y te han quedado perfectas!! Bs.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Feliz 2020 Elisa!!
    Qué bien empiezas el año con estas maravillosas ensaimadas, ¡¡qué delicia!! Entiendo el trabajo que dan, pero qué buenas tienen que estar. Supongo, que ya que te pones a amasar tanto tiempo, y una vez ya sabes que la receta sale bien, es hacer triplicar la cantidad, ja, ja, pero así salen muchas y las congelas y las puedes disfrutar otro día más adelante como recién hechas, porque ya que te pones a ello, te pones de verdad.
    Yo no las he hecho nunca en casa, tampoco sabía que había que amasar y dejar leudar tanto tiempo. Y tienes toda la razón, aún me acuerdo cuando tampoco sabía qué era leudar, y vamos, cientos de cosas más que ahora me parecen tan normales y cotidianas. No se nos tiene que olvidar esas cosas, que muchas veces las damos por obvias, y no lo son. Besitos.

    ResponderEliminar
  9. Que buenas están las ensaimadas, son unos dulces tan ricos que sería capaz de comerme varias de una vez jejeje. Las tuyas están diciendo ¡cómeme! Un beso

    ResponderEliminar
  10. Madre mía Elisa para tenerle miedo a esta receta, te han quedado espectaculares!! Yo la tengo en pendientes para hacerla un día de estos, así que me guardo la tuya que está perfecta!!
    Un bst guapa.

    ResponderEliminar
  11. Elisa, he vivido en Mallorca y puedo asegurar que están perfectas. Menudo trabajo llevan y qué bonitas te han quedado. Me encantan.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  12. Pedazo de corte.
    En individual genial.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  13. Que ricas , yo siempre estoy queriendo hacerlas dese que las probe en mallorca pero no me atrevo besitos

    ResponderEliminar
  14. Hola, encantada de volver y sobre todo de disfrutar a tiempo de estas maravillosas ensaimadas. Qué arte tienes amiga, eres única. No es tarea fácil pero no se te resiste nada. Me encnatan las ensaimadas , pero las buenas y es muy difícil encontrarlas por aquí. Un beso muy grande y me voy la pena de no podr probar las tuyas, ja j aja aja!!!

    ResponderEliminar
  15. Elisa, feliz año nuevo, deseándote lo mejor en este 2020! Yo he escuchado mucho sobre las ensaimadas pero no había prestado atención que eran tan trabajosas. Aunque puede parecer mas la primera vez que se hacen, ya luego se les agarra el truco. Qué curiosa cómo se forman, cortando un lado para luego sumarlo al otro para hacer el rollo, todos estos trucos y curiosidades de las recetas siempre me fascinan. Me encantaría probar tus panes tan esponjosos y ricos que se ven.
    Aquí hacen un pan parecido que pienso probar pronto para publicar, ya luego lo verás.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  16. Creo que me gustaban las ensaimadas hasta que me enteré de que llevaban manteca de cerdo y me tocó hacerlas en clase varias veces. Que mal huele la manteca y que poco me gusta usarla en recetas jajajajaj

    ResponderEliminar
  17. Hola Elisa, nunca las he preparado y me encantaría hacerlo. Se necesita su tiempo pero algún día lo pruebo. Qué buena pinta tienen, me las llevo!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Hola! qué maravilla de ensaimadas! nos has dejado sin palabras y con la boca abierta! besis

    ResponderEliminar

Especialmente dulce solo se alimenta de vuestros comentarios. Os agradezco el tiempo que dedicáis a ello... Si te animas a participar, recuerda que supone el consentimiento y la aceptación del Aviso Legal, Política de Privacidad y Cookies de este blog. ¡MUCHAS GRACIAS!

Blogging tips