Mermelada casera de mango y plátano

13 de enero de 2020


¡Buenos días! Hoy para descansar de tanto dulce, os traigo una receta deliciosa... una mermelada casera de mango y plátano, con la que podéis empezar con mucha energía el día y que hacía mucho que nos os traía, por mi cocina.

En realidad esta entrada... la tenía lista para compartirla con todos vosotros, en 2016... (justo para estas mismas fechas) y por una cosa u otra, nunca llegó a la luz... y eso que es... una de mis mermeladas preferidas... Bueno... a mí me gustan casi todas jajaa... La semana pasada... cuando redactaba la receta de las ensaimadas... y escribía la despedida... no me gustaba nada la idea de dejar otro lunes sin publicar, por haberlo hecho el viernes por adelantado, como os dije... en la última receta del año...

Así que he buscado en mis borradores y encontré esta receta... aunque he vuelto a hacerla, para sacarle nuevas fotos... porque no me convencían del todo. Quizás por ello... se quedara sin publicar hasta hoy. Las únicas que he dejado, son las imágenes del paso a paso, porque con tanto lío... esta vez se me olvidaron 😅


El mango... es una de las frutas que entraron a formar parte de mis preferidas, bien tarde y es que la verdad sea dicha... lo de comer fruta me cuesta un poco... y aunque me encanta hacer cosas nuevas y hacer mil y un experimentos en la cocina, reconozco que con la fruta me cuesta un poquito más... aunque con las mermeladas es otro cantar... hago muchas... ya sea para acompañar un postre o simplemente para que los desayunos de las mañanas, sean más divertidos... y no sé porqué no las comparto en el blog... ¡Eso tengo que remediarlo en este 2020... y aumentar la lista de mermeladas! 😏

Los plátanos... que os voy a contar... me encantan desde bien niña... creo que junto a los higos... eran las únicas a las que nunca le decía que no a mi madre jajaa... Así que pensé en unir estos dos manjares de la naturaleza y hacer una mermelada... (que aunque con el azúcar que contienen la receta, no sea tan sanas... como comerlas al natural).


En esta ocasión... he hecho un poquitín más de cantidad... y es que en verdad no suelo hacer grandes cantidades, porque me gusta combinar para probar nuevos sabores (que es cuando sale mi vena aventurera...) y no hay mucho sitio en casa... para guardar tarros de conserva...

Pero sinceramente... la primera vez que la hice, ya me daba en la nariz... que esta combinación me iba a gustar mucho... y no me equivoqué... Me encantó... y desde entonces... la suelo hacer... varias veces al año... algunas... le añado azúcar moreno y en otras... (si no tengo... como en esta ocasión) la hago solo con azúcar blanca... (por ello... es que en las fotos del paso a paso... el color es más naranja... sin contar que los mangos en aquella ocasión... creo recordar 😅 eran de mi tío... mucho más intenso de color) pero está rica de las dos maneras... así que si no tenéis... podéis hacerla con la que uséis habitualmente...

¡Vamos con la receta!

Mermelada de mango y plátano


Ingredientes para 3 botes (de 200 gr cada uno) 
    350 gr de mango*
    220 gr de plátanos*
    185 gr de azúcar
    100 gr de azúcar moreno
    30 gr de miel
    25 ml de zumo de limón
*El peso de la fruta es sin piel, ni hueso (solo la carne).

Elaboración:
Lo primero que haremos será esterilizar los tarros en los que vamos a guardar la mermelada... es tan fácil como ponerlos a hervir unos 5 o 10 minutos en una cacerola con agua y listo.

Después pelaremos la fruta y la cortaremos en trocitos pequeños (así tardará menos en cocerse). A continuación, la echaremos en una cacerola junto al resto de ingredientes y lo pondremos a fuego medio...


Removeremos... de vez en cuando, hasta que la fruta esté muy tierna (unos 20 minutos aproximadamente) y retiraremos del fuego.

Ahora os toca decidir... si os gusta más una textura suave o encontraros algunos trocitos de fruta... podéis dejarla tal cual o triturar la mermelada con un mini pimer... (si os gusta... textura intermedia... ni una cosa... ni otra... 😆 Triturar solo la mitad y volverlo a mezclar todo)...

Después... echaremos la mermelada en los tarros y lo cerraremos con cuidado de no quemarnos.  Por último... Le daremos la vuelta para que se cierre al vacío. (yo los dejo así hasta que se enfrían por completo).

¡Y ya lo podremos disfrutar!


(Personalmente después no los pongo a hervir al baño maría... porque siempre lo he hecho así y se me han conservado en perfecto estado varios meses, pero si os quedáis más tranquilos... podéis hervirlos unos 20 minutos, en una cacerola con agua... después de cerrarlos.) 


Espero que os haya gustado mi propuesta de hoy y recordaros... que las mermeladas no solo la podéis utilizar... para untar en una tostada en el desayuno... si no que también pueden ser... una parte importante..  de una tarta o un delicioso acompañamiento para un yogur natural o griego...🤤.

Antes de despedirme... pediros disculpas... por no ponerme al día todavía... He tenido a mi otra mitad de vacaciones en casa (de hecho... hasta este miércoles todavía está jajaa...) y sentarme frente al ordenador para tener listas, estas dos última entradas tan seguidas... más el recopilatorio de mañana... (para la chocolaterapia...) ha sido una batalla de nervios y estrés, en mi cabeza... porque parecía que no iba a llegar jajaa...

No sabéis... que ganas tenía de que llegara hoy, para (más o menos...) empezar a tenerlo todo controlado jajaa...

¡Feliz semana familia!

Nos vemos el lunes próximo...
Un beso, Elisa Domínguez.

12 comentarios:

  1. Las mermeladas caseras son una debilidad para mi (otra más) y aunque de mango y plátano no la he probado, sé que me va a encantar en cuanto la prepare. Tiene un color y una textura maravillosos y su sabor me lo puedo imaginar. Otra ricura de las tuyas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. En casa rara vez se compran mermeladas , siempre las preparo , sobre todo la de manzana y pera , la de plátano con chocolate o la de frutos rojos , no suelen faltar en mi despensa.
    De mango sí la he preparado también, pero combinada con el plátano no, así que me la apunto que se ve una textura maravillosa y debe estar riquísima.
    Un beso linda y buen comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  3. ¡Ayomá! Elisa esos santos varones nuestros, estamos deseando que tengan vacaciones, hasta que llevan una semana en casa, jajajaja... ¡Que noooo! Que no es cierto, que yo disfruto un montón teniéndolo cerca, pero a veces necesito mi espacio, jajajaja...
    La mermelada de mango me fascina, también suelo hacer pocas cantidades para no abarrotar mi despensa, y precisamente esta navidad le hemos dado un buen tute a la TMX de mi hermana que la trajo a casa de mis padres, e hicimos un montón de frascos de diferentes variedades, al final las repartimos entre todos los de la familia, que como somos tantos, parece que fueron pocos, así que la proximal vez, haré unos cuántos tarros de más, y así de paso probar con plátano, que nunca la he hecho, y me tiene que gustar, y además sacar fotos, siii, que parece mentira pero no hubo fotos de ninguna, jajaja, bueno miento si te digo que hay de una, del paso a paso, pero aún no le tomé fotos de presentación, y lo haré porque es verdaderamente sorprendente, ya lo verás.
    Besos y bienvenida a la "rutina"

    ResponderEliminar
  4. El plátano también es mi fruta preferida...aunque no la consumo mucho por su alto aporte calórico...jjj...y esta combinación me parece fascinante. Tendré que probarla, eso seguro. Besines!!

    ResponderEliminar
  5. Se ve estupenda.
    Que rico el mango :-))

    ResponderEliminar
  6. ¡¡Hola Elisa!! Yo también soy muy fan de las mermeladas caseras y siempre tengo en mi nevera. Hay veces, que me da por comer casi todos los días mermelada, y otras, me paso mese sin comerlas y por eso yo si que les hago el baño maría. Y bueno, es que tenemos dos ciruelos y cuando le da por echar ciruelas, hago mermelada para un regimiento, ja, ja. Y lo mismo me pasa con las moras, que cogemos tantas, que incluso aún tengo en el congelador moras porque no me dio tiempo en septiembre a hacer tanta mermelada y congelé dos kilos. También regalo muchas, a mis hermanos, sobre todo, les encanta.
    Y mira que he hecho mermeladas, pero nunca se me había ocurrido de hacer mermelada de mango y plátano, ¡¡tiene que estar riquísima!! Y el colorcito enamora, a mí tampoco me duraría nada esta mermelada, sin baño maría ni nada, esta cae en pocos días. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. No he probado esta mermelada , seguro que esta riquisima , esta mermelada para rellenar unos croasant tiene que estar riquisima besitos

    ResponderEliminar
  8. Las mermeladas caseras quedan muy buenas, combinas la fruta a tu gusto y también el azúcar, sin añadidos raros, jejeje.
    La que hoy nos traes se ve muy rica y con una textura muy buena, sin duda que es un desayuno perfecto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Elisa, me fascinan las mermeladas casras, no tienen igual, son una delcia y sobre todo con elaboradas con los mejores ingredienes. Me has conuistado una vez más, Un beso

    ResponderEliminar
  10. Toma ya! Me priva el mango y probaré a hacer
    Besos,

    ResponderEliminar
  11. Hola Elisa! Me encantan estas frutas, pero debo confesarte que no he probado mermelada de una combinación de ambas y eso hay que solucionarlo ya!
    Al igual que tú, no hiervo los tarros después de envasados y me duran mucho también porque los guardo en el refrigerador también evitando cualquier cosas por el calor y humedad aquí.
    En mi país hacemos jalea de mango que es una delicia, para que te hagas una idea, es como el dulce de membrillo pero con mangos verdes, es una cosa divina, ya me antojé también, jaja!
    Besos y me guardo tu receta!

    ResponderEliminar
  12. Las caseras me pierden.. y esta combinación con el plátano no la he probado, con el puntito de miel me la imagino muy rica :) Guardada queda!
    Feliz tarde.

    ResponderEliminar

Especialmente dulce solo se alimenta de vuestros comentarios. Os agradezco el tiempo que dedicáis a ello... Si te animas a participar, recuerda que supone el consentimiento y la aceptación del Aviso Legal, Política de Privacidad y Cookies de este blog. ¡MUCHAS GRACIAS!

Blogging tips