Flan de queso fácil, sin huevo y sin horno

2 de septiembre de 2019


¡Hola familia dulce! ¿Cómo han ido las vacaciones? ¡Espero que muy bien! Bueno... antes de hablar un poco de las mías... os cuento un poco de la receta que os traigo hoy... un flan de queso sin horno... sin huevo y sin gluten, de lo más fácil de hacer, porque a veces no hace falta complicarse la vida para comer en casa cosas ricas... y sin contar... que la vuelta a la normalidad... cuesta un poquito más ¿verdad?

Me fui con esta Tarta de queso de limón y hoy empiezo esta nueva temporada con otra receta con queso... (la que no le guste el queso... me va a matar jajaa...) perdón de antemano... pero es que no lo puedo evitar, porque no solo me gusta a mí en casa. Este flan es una receta básica en mi cocina, que suelo hacer muy a menudo, veréis que se prepara en tan solo 10 minutos y más que nada, porque tenemos que esperar a que cocine 2 minutos, una vez que comience a hervir, el agar-agar... (como nos recomienda el fabricante).

Si no tenéis peso... ¡esta es tu receta! yo suelo tomar como referencia la tarrina de queso crema, como solemos hacer para elaborar el bizcocho de yogurt... añado una tarrina por cada ingrediente y 1/3 de azúcar... (si sois muy dulceros... podéis añadir un poco más... pero sin que llegue a la mitad ¿eh? jajaa..) Además... me he animado a grabarlo en vídeo, así que veréis como lo hago en casa... Luego a la tarde lo subiré a Instagram y os dejaré el enlace AQUÍ... espero que os guste, porque lo hago tal cual... no hay puesta en escenas, que me da mucha pereza... jajaa... (bueno sí... lo eché en un vaso que quedaba un poco más mono jajaja...)


Normalmente suelo hacer el caramelo casero, pero en esta ocasión ya que la receta es tan fácil, la he usado de bote, me he dejado llevar por la vaguería del verano, pero quien no la quiera de ese modo, podéis seguir la receta casera del Flan de leche condensada y Lacasitos.

Ya os digo que es una de las recetas que más hago en casa, aunque siempre la hago diferente... unas veces le añado un sobre de azúcar vainillado (si no tengo vainilla en rama) o le pongo sirope de arce, en lugar de caramelo... por cierto... en esta ocasión le añadí de las dos, porque la última vez... lo preparé así y nos gustó mucho ese sabor combinado...

Lo importante es que sepáis que no siempre hay que hacer todo al pie de la letra... es bueno y recomendable que las cantidades las respetéis, pero si os gusta aventuraros en la cocina, no os reprimáis... de los errores todos aprendemos... y no os puedo calcular la de veces que he hecho este flan hasta que saliera como a nosotros nos gusta jajaa... eso sí... en todas las ocasiones nos los hemos comido... aunque a veces más blando, más dulce... en otras... con menos sabor a queso... pero nunca he tirado la toalla, hasta conseguir lo que me propuse... (También porque la elaboración es muy fácil... si llega a ser complicada... lo mismo no lo intento tanto jajajaaa....)


Bueno... hablando un poco de mis vacaciones jijiiii... ha habido un poco de todo este mes... Empecé muy fuerte con mis ganas de perder unos kilillos, como os conté... tanto moví el esqueleto... (sin pensar que ya no tengo 20 años), que mi cuerpo dijo hasta aquí puedo llegar, en mitad de una sesión de zumba... jajaa... solo me dio tiempo a bajar 3 kilos... ahora veremos cuando puedo retomar el buen ritmo que llevaba... aunque ya he aprendido que no con tanta intensidad... porque llevamos ya dos semanas que no se donde voy a poner el huevo como se suele decir jajaa...

Menos mal que no soy para nada viajera, porque con este cuerpo escacharrao... hubiese tenido que cancelar mis vacaciones, así que me he conformado... con disfrutar un año más, de mi ciudad... destino turístico para muchos, como una turista más jajaa...

Bueno venga... ¡Vamos con la receta!

Flan de queso fácil, sin huevo y sin horno

Ingredientes
para 6 o 8 personas
(molde 16 cm)
    1 tarrina de queso crema (250 gr)
    1 tarrina de nata líquida para montar*
    1 tarrina de leche entera*
    1/3 tarrina de azúcar*
    1/2 ramita de vainilla
    1 sobre de Agar-agar (2 gr.)
    Caramelo líquido
    Sirope de arce (opcional)
*La tarrina que utilizaremos, es la misma de queso crema

Elaboración:
Lo primero que vamos a preparar es... es impregnar el caramelo y el sirope de arce, por las paredes del molde... (si no queréis añadir dos tipos diferentes... cualquiera de los dos... nos valdrá)

En una cacerola añadiremos todos los ingredientes, menos la vainilla y trituraremos... (también podemos añadir la raspadura de la vainilla y hacerlo mucho más fácil, pero a mí me gusta dejar la vaina, para que suelte más sabor en la cocción). Trituraremos con un minipimer y echaremos la semillas de la vainilla y la vaina.

Coceremos a fuego medio, removiendo de vez en cuando hasta que rompa a hervir. Una vez que lo haga, dejaremos cocinar 2 minutos más (como nos recomiendan, para que el agar-agar haga su función) y retiraremos del fuego.

Ahora... lo echaremos en el molde, tras pasarlo por un colador, para que quede muy fino y retirar la vaina.

Una vez que temple, lo guardaremos en la nevera unas 3 o 4 horas, tapado con papel film y cuando pase el tiempo de enfriado, ya lo podemos desmoldar.

(Puede que para que salga más fácilmente, tengamos que darle unos cuantos de meneos en seco al molde... hay veces que desmolda del tirón y otras que me hace sufrir un poco más... pero salir sale... jajaa...)


Espero que os haya gustado la receta de hoy y que os animéis a prepararla en casa... No me digáis que os lo he puesto complicado a la vuelta de vacaciones ¿eh? jajaa... Por cierto... estoy encantada de volver a las andas... (y luego decimos que nos hace falta unas vacaciones... ains... no hay quien nos entienda jajaja...)

Si os animáis a meteros en la cocina... ya sabéis que me haría mucha ilusión ver como os ha quedado...

(Etiquétame en tu red social favorita, la compartiré y la dejaré en mi stories destacado para que puedas verla siempre que quieras)


¡Hasta la semana que viene!
Un beso, Elisa Domínguez.