Schuedi con manteca de cerdo

15 de julio de 2016



Buenos días! Hoy volvemos de viaje con el reto de Reposteras por Europa... El viaje elegido por la guapísima Elena del blog Mrmlada ha sido Luxemburgo... un país en el que tanto mis compañeras como una servidora, hemos estado un poco perdidas para encontrar un dulce típico, porque parece que no son muy golosos los luxemburgueses.

La verdad que cada vez es más complicado encontrar recetas típicas conocidas, porque van quedando pocos lugares a los que visitar. En cada viaje suelo decir... que ese país... es el que me ha sido más difícil de elegir... pero podéis creerme que en este viaje he estado a puntito de tirar la toalla, porque era casi imposible encontrar un dulce en la gastronomía de Luxemburgo...

Después de más de una semana navegando por internet, di con la tecla y encontré este pastel llamado Schuedi... (que no tengo ni idea de lo que significa... jajaaa...) Una vez que lo encontré ya me fue muy fácil encontrar muchas recetas de este pastel y con diferentes ingredientes... Me decidí por esta con manteca de cerdo, porque tenía un resto en casa que no sabía donde gastar y como no suelo hacer postres con ella fuera de las fechas navideñas, pensé que sería una buena forma de utilizarla.


La forma original de este pastel es redonda y los agujeros se hacen normalmente con los dedos... Yo por hacerlo diferente, cometí un pequeño error... por utilizar un molde pequeño para esta cantidad y os explico... Estos pasteles suelen ser planos y bastantes jugosos gracias a la manteca con la que la cubrimos por encima... que hacen que se mantengan tiernos varios días... A mi, al quedarme bastante alto... se mantuvo tierno solo un día... La parte superior si lo seguía estando como recién hecho... mientras que la parte inferior no tanto...

El error fue mío... pero se remedia tan sólo estirando la masa y dejándola reposar en un molde amplio o bien haciendo la mitad de la receta que os enseñaré a continuación...


El sabor es espectacular y me gustó muchísimo... recién hecho... estaba muy tierno y me encantó... Al día siguiente como estaba bastante más duro como os comenté... lo corté en rebanadas y las utilicé como tostadas para desayunar con mermelada de fresas y cayó entero... (hay soluciones para todo o casi todo :D)

Ahora solo tengo ganas de volver a hacerlo y no quedarme con la espinita de no haberlo hecho como debía... pero ya tendrá que esperar a la vuelta de vacaciones porque hoy cerramos esta cocina hasta Septiembre... Sii!! Nos vamos a tomar un poquito el sol... disfrutar de la playa y poner este tipín a punto, para la vuelta y seguir horneado con más ganas si cabe...


 Así que no quiero ponerme triste y vamos con la receta... que las vacaciones son para disfrutarlas a tope y cargar las pilas hasta que lleguen las próximas!

Ingredientes para un molde rectangular (de 20 x 11cm)
350 gr de harina de trigo
160 ml de leche
30 gr de azúcar
25 gr de manteca de cerdo ibérica
8 gr de azúcar vainillado
6 gr de levadura seca de panadero
3 gr de sal

Además
Azúcar al gusto
Mantequilla para el molde

1º Mezclaremos la levadura con la leche templada y una cucharada de azúcar... Removeremos y lo dejaremos actuar 10 mint.

Aparte en un bol echaremos la harina, haremos un hueco en el centro para echar la levadura ya activa y el resto de los ingredientes (menos la manteca de cerdo...) Amasaremos hasta integrar todos los ingredientes y la dejaremos reposar, tapada con un paño de cocina, hasta que doble su volumen.

2º Una vez que lo haya hecho, volveremos a amasar para quitarle el aire... y estirarla bien (recordar que si queda muy gorda como a mi.. luego no os aguantará varios días tierno) A continuación... impregnaremos un molde con mantequilla y la posaremos encima y la dejaremos nuevamente leudar.

 Después pincelaremos toda la parte superior con la manteca de cerdo, haciendo unos agujeros con los dedos donde meteremos más manteca y cubriremos con mucho azúcar por encima.

3º Por último, la meteremos en el horno (previamente precalentado) 20 minutos a 180º.

Cuando esté lista, la dejaremos enfriar sobre una rejilla y ya la podremos degustar!!


Bueno reposterill@s pues esto es todo por hoy... Espero que os haya gustado y que si os animáis a hacerla y tengáis en cuenta mis errores, que seguro os quedara buenísimo y os durará varios días más... Aunque con ese sabor tan rico dudo que dure más de uno :)

No dejéis de visitar las recetas de mi compis... que no sé si a vosotr@s también os pasa... pero yo tengo unas ganas locas de ver lo que han hecho en sus cocinas... podéis verlo AQUÍ.

Ahora si que me despido de todos vosotros y las cocinas de este blog cierran por un mes y medio, para descansar y disfrutar de la familia al 100%. Seguiremos viéndonos en las redes sociales, porque me conozco y no podré estar tanto tiempo sin saber de mis reposterill@s... pero no habrá nuevas recetas en el blog...

Así que hasta entonces... espero que disfrutéis mucho del verano y seáis muy felices!!
Nos vemos en Septiembre!!

Un beso, Elisa Domínguez.


10 comentarios:

  1. A pesar de las dificultades has capeado muy bien este reto. Es cierto que ya era difícil en enero cuando yo lo tuve que dejar así que no quiero imaginar ahora...

    Disfruta mucho de tus vacaciones ¡nos leemos pronto!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Qué buen aspecto, ay, ya me gustaría catar ahora mismo un pedacito. Se ve delicioso y tentador, besos.

    ResponderEliminar
  3. Rectificar es de sabios y reconocer los errores más. Sin duda la próxima vez te saldrá de lujo. Gracias por hacérnoslo saber. Disfruta del verano y a coger fuerzas. Aquí te seguiremos esperando. Besines!!!!

    ResponderEliminar
  4. Vaya, ahora que vuelvo yo, tú te vas. Bueno, a mediados de agosto, yo también volveré a cerrar el blog para recargar las pilas definitivas.
    Entonces, esta vez, si que si, te ha costado encontrar una receta típica. La verdad, es que si no fuera por este tipo de retos, yo andaría totalmente perdida con los dulces típicos de cada país como no fueran muy famosos. De hecho, para la próxima semana, si que voy a poner además de la receta, un recorrido gastronómico por todos los países que he visitado en estas semanas de ausencia, me ha gustado mucho hacerlos, así que creo que para las próximas vacaciones, seguiré fotografiando cosas interesantes para el blog.
    Pues no conocía para nada, este shuedi, pero creo que a mi también me gustaría, además, está bien eso de los errores, pues de ellos se aprende mucho, y seguramente, yo también lo hubiera cometido, pero gracias a que nos lo has contado, no cometeremos el error. Pues nada, ¡¡a disfrutar del verano, que ya toca!! Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Que pastel más rico, tiene una pinta muy buena aún con los fallos técnicos. Disfruta mucho de las vacaciones Elisa y nos vemos a la vuelta :)

    ResponderEliminar
  6. Que hambre cuando lo he visto!! Parece una masa difícil de hacer para mi !! Pero te ha quedado genial!!!!

    ResponderEliminar
  7. Elsa tu schuedi tiene un aspecto grandioso, una manera perfecta para aprovechar la manteca de cerdo; una delicia de mantecada que siempre combinará de maravilla.
    Un beso y felices vacaciones para ti ;)

    ResponderEliminar
  8. No son muy golosos pero les hemos sabido sacar partido a lo poco que tienen, me encanta este pan dulce y con esa azuquita por encima... Feliz verano y nos vemos en Islandia!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  9. Que aspecto tan divino tiene, dan ganas de comerse un trocito y eso que con el calor que hace solo entran cosas frias, jajaja.
    Que pases unas maravillosas vacaciones!!!
    Besote!!!!!

    ResponderEliminar

Especialmente dulce solo se alimenta con vuestros comentarios y os agradezco enormemente, el tiempo que dedicáis a ello... Es un placer cocinar para todos vosotros ¡MUCHAS GRACIAS! Elisa Domínguez.

Blogging tips